miércoles, 2 de junio de 2010

EL SUPERIOR DEL SANATORIO PSIQUIÁTRICO Y EL ALCALDE DE SANT BOI, CONVOCAN UNA REUNIÓN PARA FACILITAR LA CONVIVENCIA CON EL ENFERMO MENTAL ( AÑO 1966)




El alcalde de San Baudilio de Llobregat (actual Sant Boi de Llobregat), José Milá Gelabert, y el Padre Superior del Sanatorio Psiquiátrico Nuestra Señora de Montserrat, convocaron una reunión para el domingo, día 16 de octubre de 1966, en los salones de la institución psiquiátrica, con la finalidad de iniciar unas convivencias entre la población santboiana y las personas asiladas en sus hospitales psiquiátricos. Al acto asistieron destacadas figuras de la psiquiatría, presidentes de las entidades locales, representantes de los medios de comunicación social acreditados en el municipio y otras personalidades.
A su llegada, los invitados fueron obsequiados por la Banda de Música del Sanatorio, que interpretaron magistralmente varias piezas de su repertorio. La reunión se inició con unas palabras del Superior del establecimiento, fray Francisco Sola Pagola, que expresó sus deseos de que los enfermos mentales convivieran con la ciudadanía del municipio. Desde siempre -- explicó --la sociedad no ha reconocido, en el enfermo mental, sus derechos como persona ni su dignidad como hombre. El alcalde, José Milá Gelabert agradeció a los presentes su presencia y el interés que habían puesto todos los asistentes en el proyecto.
El Hermano Ramón Ferreró analizó la evolución del enfermo mental en el transcurso de los siglos, explicando que en tiempos primitivos eran considerados seres endemoniados. Más tarde, se les encerraba en jaulas y se les paseaba por los pueblos. La gente pagaba para verlos y su diversión consistía en hacerlos enfurecer. Posteriormente se fueron creando centros para poder ser atendidos. Actualmente -- prosiguió -- se les puede tratar científicamente, sin embargo con ello no se ha resuelto el problema, puesto que lo más interesante es buscar la esencia de la enfermedad mental. En España -- siguió explicando -- existe el problema que, en sus veinte sanatorios, apenas hay plazas disponibles. En San Baudilio, cuyo Sanatorio alberga alrededor de cuatro mil enfermos de ambos sexos, y es el mayor de España, acusa precisamente este problema, por lo que, en el futuro, estos enfermos deberán ser medicados y atendidos en sus propios domicilios.
El Dr. Juan Sabaté se refirió a las nuevas técnicas de la socioterapia. El enfermo mental -- dijo -- ha de convivir, ha de trabajar para que desaparezca el complejo de inferioridad que le domina, puesto que, mientras está ocupado en determinados quehaceres, aleja de su ser el instinto que le domina.
Conociéndose mútuamente la ciudadanía y el Sanatorio, se propuso que podrían llevarse a feliz término estas convivencias. El Sanatorio, que cuenta con instalaciones polideportivas, amplias zonas de parques y jardines, así como espaciosas salas de conferencias, locales para cine , teatro y otras actividades, estaría a disposición del municipio como si de otra entidad local se tratara, y de igual manera y forma el enfermo mental disfrutaría de todo cuanto cuenta el municipio, con lo cual, todos saldrían ampliamente beneficiados.
La reunión finalizó con el propósito de trabajar desde aquel mismo momento para hacer posible que aquellos buenos deseos, se pudieran llevar a la práctica en los próximos meses.
FUENTES DE CONSULTA:
"Diario de Barcelona", martes 25 de octubre de 1966. Pág. 10. Crónica desde San Baudilio de Llobregat, por Juan Vendrell Campmany
Vendrell Campmany, Joan. "Función social y terapéutica de las instituciones psiquiátricas samboyanas". Mecanografiado. Inédito. 14 enero 1975.
Ilustraciones: Fons Documental "David Vendrell i Llauradó"

1 comentario:

Lídia dijo...

et segeixo amb interès.