domingo, 6 de junio de 2010

EL DR. FÉLIX EARLY, DEL HOSPITAL PSIQUIÁTRICO DE BRÍSTOL,INFORMÓ DE SUS EXPERIENCIAS EN LA REINCORPORACIÓN DEL ENFERMO MENTAL EN LA SOCIEDAD (AÑO 1966

El Dr. Féix Early, junto a los directores de los dos hospitales
psiquiátricos, Superior y Superiora de ambas instituciones,y
médicos psiquiatras de los dos establecimientos. (Foto Segura,
publicada en "Tele/eXpres" 8 de noviembre 1966)
El día 7 de noviembre de 1966 tuvo lugar, en el Sanatorio Psiquiátrico Nuestra Señora de Montserrat, de San Baudilio de Llobregat (actual Sant Boi de Llobregat), un coloquio dirigido por el Profesor doctor Félix Early, del Hospital Psiquiátrico de Brístol (Inglaterra), considerado como una de las primerísimas figuras de la Psiquiatría mundial, que acudió en representación de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), como enviado especial para informar de sus experiencias en la reincorporación del enfermo mental a la sociedad.
Asistieron al acto el Superior y Superiora de los dos establecimientos psiquiátricos, pertenecientes a las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús y a los Hermanos Hospitalarios de la Orden de San Juan de Dios; el director del Instituto Psiquiátrico Femenino, Dr. Diego Parellada Feliu; el director del Sanatorio Psiquiátrico Nuestra Señora de Montserrat, Dr. Juan Juncosa Orga y médicos psiquiatras de ambas instituciones hospitalarias. También estuvo presente, en representación del Ayuntamiento, el teniente de Alcalde Juan Simón Casas, delegado de Cultura.
El temario del acto versó sobre las etapas necesarias para reincorporar al enfermo mental a la sociedad desde el punto de vista laborterápico. El Profesor Early explicó que, en su hospital Psiquiátrico de Bristol, se habían efectuando unas interesantes experiencias en las que se habían obtenido unos resultados muy satisfactorios, trabajando al enfermo en etapas sucesivas, en primer lugar en el propio hospital psiquiátrico. Luego, más tarde, en una segunda etapa intermedia, en fábrica, taller o dependencia, bajo control directo de un monitor psiquiátrico, en el exterior del recinto de la institución, y finalmente en esta etapa, trabajando ya incorporado a la sociedad con resultados muy prácticos.
Seguidamente se proyectaron unas imágenes en que se podía visualizar a la persona enferma trabajando en diferentes actividades, entre ellas en una fábrica de bolígrafos y en un taller de lavacoches y engrase de vehículos.
Sorprendió gratamente a los presentes, la colaboración cuidadana, perfectamente preparada y muy mentalizada, para colaborar con los criterios facultativos en pro de la rehabilitación social del enfermo mental.
De una manera progresiva, se tomó el compromiso de iniciar, desde los hospitales psiquiátricos del municipio, un plan semejante, contando para ello con la colaboración de la ciudadanía, que hasta el momento estaba completamente apartada e indiferente de la situación de las personas con enfermedad mental asilada en aquellos establecimientos hospitalarios.
FUENTE DE CONSULTA
"Tele/eXpres" martes, 8 de noviembre de 1966. Pág. 12. Crónica del corresponsal en San Baudilio de Llobregat, Joan Vendrell-Campmany.