lunes, 23 de mayo de 2011

IBA A SER DETENIDO CUANDO LO ENCONTRARON COLGADO DE UNA CUERDA EN SU DOMICILIO,PUDIENDO SER RESCATADO CON VIDA E INGRESADO EN EL MANICOMIO (AÑO 1930)

En más de una ocasión hemos oído decir que, hasta que a una persona no le llega la hora de morir, no fallece, Por otra parte, reza un viejo refrán que "Si algo tiene que ocurrir, ocurre, por mucho que nos empeñemos en que no ocurra. Contrariamente, si algo no tiene que ocurrir, no ocurre, por mucho que nos empeñemos en que ocurra".
Y esto fue precisamente lo que aconteció a un indivíduo del vecino municipio de Cornellá de Llobregat que, al parecer, decidió poner fin a sus días ahorcándose en el interior de su vivienda. Pero se dieron unas determinadas circunstancias y no lo consumó. En última instancia salvó la vida y fue ingresado en el manicomio. Así lo publicaba el rotativo barcelonés "La Vanguardia", en los primeros meses del año 1930.
"Los mozos de escuadra de Cornellá al intentar detener a un indivíduo, se presentaron en su domicilio, y como no contestara a las repetidas llamadas se avisó a un cerrajero y una vez franqueada la puerta vieron con sorpresa que dicho indivíduo se hallaba colgado de una cuerda y lazo corredizo por el cuello y como notaron que aun daba señales de vida, fue descolgado y quitada la cuerda, salvando la vida de una muerte segura.
Fue auxiliado y atendido por un médico de la localidad, quedando al poco rato en su estado normal, y parece ser que tiene perturbadas sus facultades mentales.
Fue puesto a disposición del juzgado competente y hecho los trámites convenientes ingresó interinamente en el manicomio de San Baudilio de Llobregat" (1)
(1) "La Vanguardia", miércoles, 2 de abril de 1930. Páginas 7 y 8.