sábado, 20 de diciembre de 2008

ÚLTIMOS DIAS DE LA RESIDENCIA "LA PINEDA" EN EL ANTIGUO HOSPITAL DEL TÓRAX, DE TERRASSA



















La Ciudad Sanatorial de Terrassa, (Hospital del Tórax), situada en una privilegiada zona boscosa de las afueras de la ciudad, dirección Matadepera, fue inaugurada el dia 9 de junio de 1952 por Francisco Franco, acompañado de varios de sus ministros y de una numerosa representación de autoridades locales y provinciales, así como de un amplio despliegue informativo de la prensa del Régimen.
Con este equipamiento sanitario, se pretendía culminar la idea de la sanidad franquista de lucha contra la enfermedad. "Una cama de sanatorio para cada tuberculoso muerto", dijo en los parlamentos el presidente del P.N.A. en el acto inaugural, y recogido al día siguiente por "La Vanguardia Española".
El edificio, de nueve pisos y 47 metros de altura, contaba con 200 habitaciones para acoger a 1.200 enfermos de tuberculosis, cáncer de pulmón y enfermedades con afecciones pulmonares. Estaba distribuído en dos alas y organizadas según la clase social del paciente. Una de ellas estaba reservada a la clase obrera. Las habitaciones daban cabida a seis personas. Los cuartos de baño eran comunitarios y había seis lavabos por habitación. Las taquillas para guardar los efectos personales de cada enfermo estaban en los pasillos y las terrazas eran comunitarias.
La otra ala, reservada para la clase social adinerada, acogía a cuatro enfermos en cada habitación. Tenían cuarto de baño y lavabo propio, taquillas interiores y terrazas separadas por un cristal. Cada cama tenía, a su lado, un timbre para poder llamar en caso de necesidad.
Disponía también de emisora de radio, jardines interiores y capilla.
EL MÁS ALTO ÍNDICE DE SUICIDIOS DE ESPAÑA
Parece ser, que la lejanía de sus lugares de orígen -- procedían de toda la geografía española -- podía influir en el estado de algunos de estos enfermos, que en cierta manera se sentían abandonados por sus familiares, atendido que la mayoría de ellos no podían dejar sus trabajos ni su vida cotidiana para estar asíduamente a su lado. Su único medio de comunicación con el exterior era la cabina telefónica ,y su mayor distracción, la emisora de radio del propio centro.
De ahí que, al deteriorado estado físico de salud de estos enfermos, se añadía, en algunos casos, un cuadro anímico depresivo que les incitaba al suicidio, que desgraciadamente eran frecuentes y habituales en este complejo hospitalario, superando ampliamente las estadísticas de cualquier otro centro sanitario en aquella época.
Los enfermos que tomaban esta decisión, se lanzaban desde las ventanas o terrazas de las últimas plantas, cayendo al jardín trasero, que llegó a conocerse como "la jungla", debido a los gritos que se solían escuchar durante la caída de las personas que se suicidaban.
EL CIERRE DEL HOSPITAL
En la década de los años setenta, disminuyó en algo menos de la mitad la actividad hospitalaria, y a mediados de los ochenta cerró ya de manera definitiva, a consecuencia de la aparición de tratamientos más efectivos para afrontar la enfermedad de la tuberculosis.
RESIDENCIA " LA PINEDA "
El día 28 de abril de 1991, el Conseller de Benestar Social de la Generalitat de catalunya, Antoni Comas i Baldellou, inauguraba la Residencia " La Pineda" , para la asistencia de personas con disminuciones severas y profundas, ocupando la planta baja y el primer piso de una de las alas del antiguo hospital. La titularidad del equipamiento es del Institut Català d'Assistència i Serveis Socials (I.C.A.S.S.) y, desde el primer día hasta la fecha es gestionado por la Fundació Vallparadís, del Grup Mútua de Terrassa.
El proyecto del Ajuntament de Terrassa y la Generalitat de Catalunya, de convertir los espacios del antiguo Hospital del Tórax en un Parque Audiovisual, cuyas obras se encuentran notablemente avanzadas, han obligado forzosamente a trasladar los servicios de la Residencia "La Pineda", a un nuevo equipamiento que el propio I.C.A.S.S. ha construído en la zona del Roc Blanc, de la misma ciudad de Terrassa, habiéndose previsto el traslado al nuevo equipamiento para los primeros meses del nuevo año 2009 próximo a iniciar.










9 comentarios:

Joan Vendrell i Campmany dijo...

Dedico aquest petit treball als usuaris de la Residència "La Pineda"; als professionals que hi han treballat i als que hi treballen en l'assistència de les persones amb minusvalideses acollides, i als pares i/o tutors d'aquests usuaris, amb un record molt especial per a totes aquelles persones, usuaris i pares i/o tutors, que ens han deixat al llarg de tots aquests divuit anys.

Toni Hernández dijo...

Joan te agradezco que me hayas informado de que en tu bloc hablabas del Hospital del Tórax, porque yo todo lo que sea de Terrassa me interesa. Hay cosas de este hospital que desconocía. Felicidades por el artículo.

ANTONIA dijo...

Ya era hora de que el hospital del tórax se tratara con más seriedad, porque todo lo que aparece por internet son relatos de fenómenos paranormales, psicofonías, ritos satánicos en la antigua capilla y de restos humanos guardados en formol,que ha hecho que haya ido en aumento el interés de los que se dedican a todo esto desde que Iker Jiménez hiciera aquel tenebroso reportage del hospital abandonado para su programa del Cuarto Milenio.

Manoli dijo...

Estoy muy interesada en saber si existe algún libro de la historia de este hospital. En el Ayuntamiento me han dicho que creen que no pero por otro lado me dicen que hace años se publicó un pequeño librillo. Si tienen información escriban por favor a manolifernandezperez@yahoo.es

Muchas gracias

jordi dijo...

Comparteixo la teva dedicatòria.
Han estat molts anys d´ anar- hi , i de conèixer gent que ja mai més tornarà.

Per a mi, una pena que es deixi perdre un edifici tant gran, on es podrien fer moltes coses. Imagino que son coses del pressupost, i que convé fer una residència nova, en lloc d´ adequar les antigues instal•lacions.

Anónimo dijo...

Estuve bastante tiempo trabajando en esta residencia y guardo buenos recuerdos. Lo tuve que dejar por pillarme muy lejos de mi domicilio y acceder a un trabajo muy distinto pero mejor retribuído. Aquel lugar era hace unos años un lugar tranquilo y de ensueño.Por las noticias que tengo de mis ex-compañeros ahora aquello está muy cambiado con el parque audiovisual. Es una pena y lo siento por todos ellos, especialmente por los residentes.

Joan Vendrell i Campmany dijo...

Un lector de esta aportación, ha tenido la amabilidad de enviarme, escaneado, un recorte de "La Vanguardia", correspondiente al sábado, 11 de enero 1966, que,con el titular : RECONVERSIÓN DEL HOSPITAL DEL TÓRAX DE TERRASA", el corresponsal S.P. escribe "El Hospital del Tórax de Terrassa, que en la actualidad se encuentra parcialmente cerrado, se convertirá dentro de unos años en un centro hospitalario para enfermos con dolencias de larga duración especialmente de edad avanzada. Así lo afirmó Jaume Nualart, director general de servicios sociales de la Generalitat, en la reciente visita que efectuó a Terrassa.
Nualart indicó el problema de los ancianos con enfermedades crónicas que, al no existir suficientes hospitales geriátricos, deben permanecer en los ordinarios. El Hospital del Tórax de Terrassa, es considerado idóneo para este fin. De todas maneras, la falta de disponibilidad económica, hace que este proyecto sólo pueda ser considerado a largo plazo, a pesar de que por las conversaciones mantenidas por la dirección del centro, no parece que vayan a surgir problemas para su adaptación".

Joan Vendrell i Campmany dijo...

En el comentario anterior hay un error en la fecha de publicación en el periódico "La Vanguardia". Donde pone "11 de enero de 1966", ha de poner " 11 de enero de 1986"

Ruego disculpas por el "lapsus".

monitora de la Pineda dijo...

Gracias Sr. Vendrell para darme a conocer este interesante trabajo del Hospital del Tórax. Lo he imprimido y lo guardaré de recuerdo por los muchos años que llevo trabajando en la residencia la Pineda.