lunes, 8 de diciembre de 2014

UNA ALTA MÉDICA DE UNA PACIENTE DEL MANICOMIO DE SEÑORAS DE SAN BAUDILIO DE LLOBREGAT, CON LA FIRMA AUTÓGRAFA DEL DIRECTOR DR. EMILIO MIRA Y LÓPEZ ( SETIEMBRE DE 1936)


El Dr. Emilio Mira y López  (año 1949) y alta médica de una asilada del Manicomio de Señora de San Baudilio de Llobregat  (Setiembre de 1936), con la firma autógrafa del Dr. Mira y López. (Clicando encima de la imagen puede visionarse más ampliada)

En su día, una persona a la que me une un parentesco familiar, me hizo entrega del documento que encabeza estas líneas, autorizándome su reproducción sin tachaduras ni enmiedas de considerarlo de interés, y referido a la salida, en concepto de alta médica, de una asilada del Manicomio de Señoras de San Baudilio de Llobregat, con fecha 21 de septiembre de 1936, es decir, dos meses después de iniciarse la Guerra Civil en España. La particularidad e importancia de este documento, es la firma autógrafa del Médico Director de aquel establecimiento en aquella fecha, el Dr. Emilio Mira y López.

En este mismo blog he dedicado algunos posts a la figura de este insigne psiquiatra que gozó de gran prestigio internacional. En 1935 fue nombrado Director Médico del Manicomio de Señoras de San Baudilio de Llobregat. Fue designado Ponente en el Congreso de Médicos Alienistas y Neurólogos Franceses que se celebró en Zúrich (Suiza), y estando en el Congreso recibió la noticia del estallido de la Guerra Civil en España, regresando de inmediato a Barcelona.

En anteriores posts expliqué que facilitó los salvaconductos necesarios para que las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús del Manicomio de Señoras de San Baudilio de Llobregat, pudieran llegar sin ser molestadas y  sin  ningún impedimento a Barcelona y embarcar hacia Italia, por lo que pudieron abandonar España y salvar así sus vidas. Estos salvoconductos los obtuvo de inmediato del Presidente de la Generalitat de Catalunya, Lluis Companys, al que le unía una estrecha amistad a raíz de que era el psiquiatra de Lluiset, el hijo del Presidente Companys, que sufría unos graves episodios de esquizofrenia.

Para mi no deja de ser un privilegio disponer de este documento original con la firma autógrafa de tan eminente y prestigioso psiquiatra universal, que me complace compartir para  quienes pueda resultar de su interés.