viernes, 26 de octubre de 2012

UNA JOVEN DE 20 AÑOS, VÍCTIMA DE MALOS TRATOS, ACABÓ TRASTORNADA E INGRESADA EN EL MANICOMIO DE SAN BAUDILIO DE LLOBREGAT ( AGOSTO DE 1894)


Cuántas y cuántas vidas de mujeres  jóvenes y no tan jóvenes, también,  se han visto destruídas y arruinadas a causa de los abusos y agresiones  de que han sido objeto, padeciendo de contínuos   malos tratos y  vejaciones, que en la mayoría de los casos  acostumbran a tener trágicas consecuencias. 

 Estas tristes circunstancias se han venido originando en el pasado, se producen en el presente y lamentablemente  seguirán repitiéndose en el futuro. El caso que refiero a continuación,  data de  finales del siglo XVIII, y está recogido en el periódico "La Vanguardia" en estos términos:

"Dos guardias municipales de San Martín de Provensals, encontraron noches pasadas, cerca de la línea del ferrocarril de Francia, tendida junto á unas malezas y desnuda por completo, una mujer que profería lamentos y frases entrecortadas. Al principio pensaron que estaba herida, pero luego se convencieron de que no era así, y de que se hallaba falta de razón. En el cuerpo, y de trecho en trecho, notaron franjas amoratadas. Su rostro era muy agraciado y su edad 20 años.

En una camilla fue trasladada á la Alcaldía de aquel pueblo, y uno de estos días ha ingresado en San Baudilio de Llobregat. De vez en cuando tiene momentos de lucidez y por las respuestas que ha dado y por las averiguaciones hechas, dice un colega, que parece se ha sabido que dicha joven vivía en la Barceloneta, donde habitan algunos indivíduos de su familia; que sostuvo relaciones íntimas con un indivíduo de mucha más edad que ella, el cual le daba malos tratos y puso á la joven, por haberse quedado encinta, en manos de un barbero que le propinó varios brevajes, teniendo desde entonces el cerebro trastornado.

Añade el colega que el recuerdo del barbero le pone desencajado el rostro y llora y grita y trata de huir, hasta que vuelve á caer en hondo abatimiento y a desvariar.

El hecho ha sido puesto en conocimiento del juzgado municipal de San Martín de Provensals" (1)

(1) "La Vanguardia".  30 de agosto de 1894. Pág. 2