jueves, 2 de agosto de 2012

EL DR. ANTONIO PUJADAS Y MAYANS, FUNDADOR DEL "INSTITUTO MANICÓMICO DE SAN BAUDILIO DE LLOBREGAT", NACIÓ EN IGUALADA (BARCELONA), EN PLENA OCUPACIÓN DEL EJÉRCITO FRANCÉS (21 AGOSTO 1812)

La ciudad de Igualada, recuerda el nacimiento del Dr. Antoni Pujadas i Mayans en la Plaça de la Font Vella,  de la capital de la comarca de l'Anoia. (Foto: Jordi Ferrer).

El próximo día 21 de este mes de agosto, se cumple el 200º aniversario del nacimiento del Dr. Antoni Pujadas i Mayans, en la ciudad barcelonesa de Igualada, capital de la comarca de l'Anoia.

El Dr. Antoni Pujadas i Mayans fue fundador, propietario y director del Instituto Manicómico de San Baudilio de Llobregat, desde el día 21 de agosto de 1853, en que expulsado por el Gobernador Civil de la ciudad de Barcelona,  se trasladó con un grupo de 16 personas con enfermedad mental que asistía en la Ciudad Condal,  al ruinoso edificio que fuera convento de Padres Servitas, hasta su fallecimiento, ocurrido en Barcelona, el 28 de abril de 1881.

SU NACIMIENTO, EN PLENA OCUPACIÓN DEL EJÉRCITO FRANCÉS.

Ciertamente, el Dr. Antoni Pujadas i Mayans nació en una época difícil, coincidiendo con la ocupación del ejército francés durante la Guerra de la Independencia, que estuvo marcada por las nefastas consecuencias de los enfrentamientos contra el invasor.

Si nos centramos en la ciudad de Igualada y su comarca del Anoia, se constata que, justo un año antes  del nacimiento de Pujadas --  verano de 1811 -- coincide cuando el enemigo se hizo más fuerte, y la escasez de alimentos suponía un serio peligro para la subsistencia de la población, al tiempo que sufrían las consecuencias de los habituales saqueos por parte de los franceses y asistían, impotentes,  al aumento de los impuestos extraordinarios que la resistencia necesitaba para afrontar los gastos del ejército.

En las ciudades importantes de la comarca, y en especial Igualada, su capital, la mayoría de las personas que habían huído, intentaron regresar a sus hogares y adaptarse de la mejor manera que les fuera posible a la nueva y dramática situación, en vista de que la guerra no llegaba a su fin. El mariscal francés Suchet escribió en sus memorias, cuando se refería a la ciudad de Igualada : " Por vez primera en Cataluña desde que estaba luchando pude ver los habitantes quedarse o regresar a sus casas" (1)

Así las cosas, cuando el 21 de agosto de 1812 el niño Antoni Pujadas i Mayans abría por primera vez los ojos en la ciudad barcelonesa de Igualada, el país estaba acusando las dramáticas consecuencias de las campañas del año anterior, y permanecía sumido en una profunda crisis. En este marcado ambiente de inseguridad, pánico y miseria, se iban sucediendo de manera interminable los días, las semanas, los meses, hasta que en 1814 los franceses acusarían las consecuencias de mantener una ocupación que duraba ya seis años, agravado a su vez por el desastre sufrido en la campaña de Rusia, que les había mermado considerablemente sus efectivos militares. Todo ello, en su conjunto, hizo posible que en marzo de 1814 se vieran obligados a abandonar la península por la presión de los "escamots" y del aliado inglés, y que supuso el retorno del rey Fernando VII al trono. En el ámbito económico, aquellos intermibales años de ocupación francesa, supuso la ruína de amplios sectores de la producción, marcando hasta el resto de sus días a quienes se vieron inmersos en aquellos aconteceres. (2) Sin embargo, el niño Antoni Pujadas i Mayans, a causa de su tierna edad, permaneció ajeno a todas aquellas terribles  consecuencias.

(1) Mercader, Juan. "Una ocupación de Igualada por los franceses (julio - octubre 1811)". Boletín de la Asociación Fotográfica de Igualada. Pág. 7. Igualada, mayo de 1957.
(2) "Miscel.lànea aqualatensia/4". Centre d'Estudis Comarcals. Igualada 1987.