martes, 24 de julio de 2012

EL INGRESO DE UN CAPITÁN DE INFANTERÍA EN EL MANICOMIO DE SAN BAUDILIO DE LLOBREGAT, PUBLICADO EN LA PORTADA DE "LA VANGUARDIA".(FEBRERO DE 1899)

En un documento publicado  a la sección "Variedades", de la Revista de Sanidad Militar, en que el Ministro de la Guerra comunica al Capitán General de Catalunya que " Dada cuenta á la Reina  (q. D. g.) de la instancia promovida por D. Antonio Pujadas y Mayans, fundador, propietario y Director del manicomio de S. Baudilio de Llobregat, en solicitud de que se disponga que todos los indivíduos del ejército que padezcan enajenación mental sean  trasladados á aquel establecimiento; que se aumente el precio de las estancias, como se ha hecho en los hospitales militares á razón de nueve rs. diarios para los jefes y oficiales y de seis para las de los demás indivíduos del ejército; que se amplie á un plazo más largo el periodo de observación de que habla la Real órden  de 26 de febrero de 1851, y que se concedan al solicitante los honores de 2º ayudante médico de sanidad militar; ha tenido á bien resolver S.M.; de acuerdo con lo informado por el Director General de Sanidad Militar, que debe quedar subsistente la limitación contenida en la Real órden de 23 de mayo de 1859, para que solo sean trasladados al manicomio de San Baudilio de Llobregat los indivíduos del ejército que padezcan enajenación mental, cuando la distancia á que se encuentren de dicho establecimiento y su especial situación no presenten inconveniente para su condición..." (1) En consecuencia, el concierto establecido por el Dr. Pujadas con el Ejército, se firmó en el año 1859, y perduró 29 años después de su muerte, es decir, hasta el año 1910.

Los ingresos de militares dementes no pasaban desapercibidos para los medios de comunicación social de la época, y así  no resulta sorprendente  que una escueta noticia, referida al ingreso de un capitán de infantería al manicomio de San Baudilio de Llobregat, apareciera publicada nada menos que en portada de "La Vanguardia" :

"Ha ingresado en el manicomio de San Baudilio de Llobregat, el Capitán de infantería don Ricardo Selles Amorós, procedente de Zaragoza, que padece, hace tiempo de enagenación mental" (2)

(1) Arteche, J.C. "Revista de Sanidad Militar". Madrid. 1865
(2) "La Vanguardia" Lunes, 20 de febrero de 1899. Portada.