lunes, 26 de septiembre de 2011

ANTONIO LLUCIÁ O MARIO PICKMAN, "EL REY DE LA ESTAFA" INGRESÓ EN EL MANICOMIO DE SAN BAUDILIO PARA DICTAMINAR SUS FACULTADES MENTALES (JUNIO 1922)

En la segunda década del siglo pasado irrumpió, en la sociedad civil española, un personaje llamado Antonio Lluciá Buse -- que se hacía llamar también Mario Pickman -- y que fue desgraciadamente famoso por las numerosas estafas que hizo por doquier, hasta el punto de ser conocido com "El rey de la estafa".

He encontrado una primera de sus referencias en un suelto del rotativo barcelonés "La Vanguardia" refiriendo, en junio de 1922 que "Ayer tarde el célebre estafador conocido con los nombres de Antonio Lluciá o Mario Pickman que se hallaba recluído en la cárcel celular, fue trasladado al manicomio de San Baudilio de Llobregat, donde será puesto en observación para dictaminar acerca del estado de sus facultades mentales " (1).

Un año más tarde se tiene noticia de que, el 24 de junio de 1923, se había fugado del manicomio de Nueva Belén, de Barcelona, burlando la vigilancia especial a que estaba sometido, e ignorándose su paradero. Había ingresado en aquel establecimiento el 14 de junio de 1923, es decir, diez días antes (2).

Por otro suelto de "La Vanguardia" se tiene noticia de que en los primeros días de julio de 1926 se hallaba recluído de nuevo en el manicomio de San Baudilio de Llobregat, " de donde se había fugado" (3)

Finalmente los medios de comunicación informaban de su prematura muerte, en la recta final de los años treinta del siglo pasado. "Ayer mañana falleció en nuestra ciudad el célebre aventurero, universalmente conocido por sus correrías y excursiones por todo el mundo, Antonio Lluciá, que usaba también, entre otros, el nombre de Mario Pickman.

Lluciá, que contaba en la actualidad unos 40 años, residía desde hace tres meses en una lujosa vivienda del Paseo de Gracia, donde deja esposa y dos hijos de corta edad, un niño y una niña.

Por cierto que Lluciá cayó enfermo el pasado domingo al mismo tiempo que su esposa, continuando ésta en cama.

Parece deja una respetable fortuna.

Durante estos últimos tiempos Lluciá, formando sociedad comercial con un amigo suyo, se dedicaba al negocio de las comisiones.

Lluciá se hallaba actualmente en libertad provisional mediante fianza, pues tenía pendiente todavía algunos procesos en el curso de los cuales había sido declarado irresponsable, obligándole a ingresar en una casa de salud" (4)

(1) "La Vanguardia" Jueves, 15 de junio de 1922. Página 7

(2) "La Vanguardia" Martes, 26 de junio de 1923

(3) "La Vanguardia" 2 de julio de 1926. Página 6

(4) "La Vanguardia" Domingo, 5 octubre de 1930. Página 35