martes, 22 de marzo de 2011

VACUNACIÓN DEL PERSONAL DE ASISTENCIA Y ASILADOS EN EL MANICOMIO DE SAN BAUDILIO DE LLOBREGAT (DICIEMBRE 1912)

(Foto: Joan Vendrell Campmany)
Los enfermos mentales asilados en el Manicomio de San Baudilio de Llobregat han sido siempre, en la medida de las posibilidades que ofrecían los productos farmacológicos existentes, atendidos de la mejor manera posible, en función también con las disponibilidades económicas que las circunstancias permitían, y no sólo para minimizar los efectos propios de la enfermedad de la mente, sino también para combatir otras enfermedades del cuerpo a las que podían estar expuestos como todos los humanos.
Para prevenir ciertas enfermedades, se les aplicaban las correspondientes vacunas con las que se conseguían unos buenos registros de efectividad, a tenor de una información aparecida en el matutino barcelonés "La Vanguardia" a mediados de diciembre de 1912.
"En el manicomio de San Baudilio de Llobregat se ha procedido en la semana pasada á la vacunación de todo el personal de asistencia y de los asilados que han ingresado en el mismo con posterioridad al mes de marzo de 1909, en cuya fecha se practicó la vacunación general á toda la población vesánica.
Como dato elocuente de la inmunidad que concede la vacunación repetida, merece manifestarse que, desde hace once años, no se ha registrado en dicho establecimiento frenopático, nungún caso de viruela ni de varioloide, á pesar de haber estado asilados en el manicomio más de tres mil enfermos de la mente, procedentes de todas las regiones de España" (1)
(1) "La Vanguardia", miércoles, 18 de diciembre 1912. Página 4