jueves, 24 de marzo de 2011

LA JUNTA PROVINCIAL DE SANIDAD ESTABLECIÓ, A LA VISTA DE UN DICTAMEN, UNAS NORMAS PARA EL MANICOMIO DE SAN BAUDILIO DE LLOBREGAT. (AGOSTO 1902)

Las frecuentes inspecciones de que era objeto el Manicomio de San Baudilio de Llobregat, algunas de ellas por denuncias infundadas, a raíz de las persecuciones anteclericales de que era objeto, al ser gestionado por órdenes religiosas -- Hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús -- conllevaba en ocasiones, y a la vista de los informes y dictámenes emitidos, que se tomaran acuerdos y se dictaran órdenes para mejorar la asistencia de los asilados.
Transcribimos una gacetilla aparecida en el diario barcelonés "La Vanguardia" que refiere uno de estos casos, a mediados de agosto de 1902.
" En el Gobierno civil se reunió ayer tarde la Junta Provincial de Sanidad, habiéndose ocupado principalmente del asunto referente al manicomio de San Baudilio de Llobregat.
Leyóse el Reglamento de 29 de junio de 1899, el decreto de 19 de mayo de 1885 y el dictamen emitido por los médicos señores Platero, Calleja y Comenge.
En virtud de este dictamen se ordena el aislamiento de los enfermos, se nombra un médico y un veterinario de servicio permanente en el manicomio y se prohibe el uso de aguas de los depósitos del establecimiento, exigiendo que se vaya a buscar al pueblo de San Baudilio.
Acordóse evitar que los locos estén hacinados, separar las camas en los dormitorios, aumentar hasta seis el número de los médicos y proponer a la Diputación provincial que nombre un médico que la represente en el manicomio y asista a los trescientos y pico de asilados que aquélla sostiene.
Acordóse, además, recomendar que los reclusos se paseen por el parque del establecimiento, aumentando, si es necesario, el número de loqueros para que los vigilen" (1)
(1) "La Vanguardia", viernes, 15 de agosto de 1902. Página 2