martes, 31 de marzo de 2009

2 DE ABRIL : DIA MUNDIAL DE LA CONCIENCIACIÓN SOBRE EL AUTISMO




El jueves, dia 2 de abril, se celebrará el "DIA MUNDIAL DE CONCIENCIACIÓN SOBRE EL AUTISMO".
El 20 de noviembre de 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas, acordó instaurar este día a la vista de la elevada incidencia de las personas con autismo en todo el mundo, que afecta aproximadamente a cada 4 ó 5 personas por cada 10.000 nacimientos , siendo esta circunstancia cuatro veces más frecuente en niños que en niñas.
Definido por primera vez en el año 1943 por el psiquiatra austíaco Leo Kanner, se han efectuado, desde aquella fecha, diversas investigaciones para intentar localizar la causa o conjunto de causas que pudieran provocar esta alteración psíquica. Sin embargo ,actualmente , el autismo sigue siendo un enigma porque se desconocen por completo las causas que lo originan, a pesar de que la mayoría de los pocos los investigadores que trabajan en ello,han llegado a un acuerdo coincidente en que "el autismo no es una alteración de orden psicológico o familiar, sino que tiene un origen biológico".
Entre sus principales características se constata básicamente que:
La alteración aparece de manera y forma precoz.
Manifiestan severas dificultades de comunicación y de relación.
Su lenguaje presenta serias alteraciones y deficiencias.
Efectúan actuaciones "ritualizadas"
Ofrecen serias resistencias a toda situación de cambios en el medio y en espacios que les son desconocidos, pudiendo desencadenar, en estos casos, episodios de agresión y autoagresión.
Ni que decir tiene que se espera, con la natural preocupación e impaciencia que, algún día, cuando se puedan conocer las causas originarias del autismo, se les podrán efectuar unas terapias mucho más eficaces y prácticas a estas personas de las que hasta el momento se están aplicando, siempre con más voluntad que acierto, por los motivos anteriormente expuestos.
Los escasos y muy limitados medios que se dedican a la investigación del espectro autista , nos hace sentir sobradamente pesimistas en la consecución de esperanzadores logros a corto plazo, a no ser de que, por aquellas extrañas casualidades o causalidades de la vida " suene la flauta" en un momento dado y en el momento menos pensado.

domingo, 22 de marzo de 2009

LA "NOVIA DEL SOL" O DEL MANICOMIO DE SAN BAUDILIO A LA TUMBA, POR AMOR AL ASTRO REY


Hace algún tiempo, encontré la referencia de un artículo, "La Novia del Sol". Su autor, el Dr. Antonio Pujadas y Mayans, fundador, propietario y director del "Instituto Manicómico de San Baudilio de Llobregat" lo había publicado el 20 de noviembre de 1863. Hasta ahora no he podido encontrar el medio de difusión en que apareció este artículo, pero sí que he localizado una interesantísima aportación de aquel contenido, en el periódico "La Vanguardia", del lunes, 22 de enero de 1883, páginas 8 y 9, y del que es autor Ildefonso Antonio Bermejo. Lo titula " LA ENAMORADA DEL SOL", y mi aportación, a partir de este momento, se limita a reproducirlo textualmente:

"De lo que vamos á narrar, sabemos que existe un diario muy curioso en el famoso establecimiento de alienados de San Baudilio de Llobregat.

Erase una joven hermosa, hija de padres bien nacidos y acomodados, impresionable, en extremo nerviosa, tenía un amante, era su prometido; se amaban entrañablemente, estaban próximos á unirse en lazo eterno, pero un derrame cerebral llevó á la tumba al amante, y la futura esposa quedó envuelta en su dolor y sin esperanzas de que el cielo le proporcionase mejor compañero.

La joven había recibido una brillante educación; discurría con el aplomo de un filósofo y desde que murió su amante, se entregó á la melancolía. Vistió luto riguroso, y prometió llevarle hasta el sepulcro.

Vino á su naturaleza un insomnio pertináz, que aprovechaba la desconsolada joven en estampar sus ideas lúgubres y en apuntar pensamientos y máximas sobre la vida de los desgraciados. Los padres quisieron separarla de esta manía, porque creyeron, como los médicos que la observaban, que todo cuanto verificaba esta desgraciada era el preludio de un delirio pertináz.

Ni las distracciones, ni los viajes disiparon la tristeza de la paciente, y la costumbre de escribir y de pensar sobre un mismo tema la llevaron al fin á la locura. Razonaba sin disparatar, coordinaba sus ideas, pero dejando entrever que aquella cabeza había perdido la armonía de la razón.
Sus padres la propusieron otro enlace con un joven tan apreciable y distinguido como el que había perdido, y ella respondió:

-- No puede ser; ya he dado mi corazón á otro sér que no morirá.

Y sonreía para expresarlo.
Los padres procuraron averiguar quién era su nuevo amante, y la enamorada se reía al notar las investigaciones de la familia. La rogaban que revelase el nombre del afortunado galán, y la demente respondía:

-- No puedo, no tengo su permiso, es un secreto que llevaré hasta la muerte.

Notaron que todas las mañanas al amanecer bajaba al jardín y saludaba la aparición del Sol con demostraciones de alegría, y cuando el cielo se nublaba lloraba amargamente, y cuando reinaba la tormenta se desesperaba y pedía misericordia y perdón.

Como no había perdido la costumbre de escribir todas las noches, una vez sorprendieron su correspondencia, que ella encerraba misteriosamente, y encontraron una carta que decía lo siguiente: "He perdido lo que no volverá. Dios le tenga a su lado...El goza y yo lloro... miento, que ya he dejado de llorar...Sol de mi vida, rey del cielo, sin que yo supiera que valía tanto, te acercaste á mi lecho en la mañana del 3 de abril... En un principio creí, perdóname, que tus propósitos eran traidores, que venías á profanar mi castidad, y me espanté de tu atrevimiento... Pero noté después la timidez con que penetrabas por las rendijas de mi persiana, la pausa y el miedo con que poco á poco invadías mi cama... Me senté para impedir un arrebato y defenderme; iluminastes mis manos, te posastes en mi pecho, subistes á mis mejillas, pero no escuché el estallido del beso... Te tuve lástima, y tomé la iniciativa... Salté del lecho, me puse lo más primoroso de mis vestidos, saqué las flores de mi jarrón y me adorné para darte placer... Tus rayos se posaron en mi espejo, y me galanteaste, y escuché que dijiste: "¡Qué hermosa estás!". Desde entonces te amé, y me dijistes "Amame que soy eterno; mi condición es invariable, yo te visitaré todas las mañanas, tempranito, cuando tus padres duerman, para que no se enteren de nuestros amorios..." Te he visto entre las flores... No las quieras tanto... quiérame á mi; como yo te quiero á ti...como mis padres estaban á mi lado, no podía manifestarte mis quejas, no quise que supieran nuestro amor...¡Bendito seas!"

Por estos apuntes y otros que omitimos descubrieron los padres de esta infortunada que su querida hija estaba enamorada del Sol.
Por eso notaron que cuando las nubes ocultaban los rayos del astro luminoso, la demente entraba en un periodo de acerba desesperación.
Pero vino un día tempestuoso; la joven creyó que su amante estaba enojado con ella y se arrodilló, protestando de su inocencia. Pero llegó la noche, y lució en un cielo azulado, la esplendidez de la luna, y exclamó la loca:

-- ¡Esa es la causa de mi tormento!, ¡Me abandona, me deja!...

La enamorada del Sol tenía celos de la Luna, y la revelaron los siguientes apuntes:

"¡Qué dulce es la soledad cuando el corazón está herido de muerte!. Y más dulce todavía cuando la que sufre no ve el objeto aborrecido que la atormenta. Ya te vi en las primeras horas de la noche caminar magestuosamente por el azulado firmamento gozándole en mi derrora, ¡MALDITA LUNA!. poco tiempo durará tu triunfo... Pronto se convencerá el Rey de los astros de que no he pecado, de que mi inocencia es tan patente como sus purísimos rayos, cuando fecundan el fruto sazonado que alimenta á los mortales... ¡Te desprecio, Luna endemoniada, que no eres digna de mi odio!.

"Quiero dirigirme ahora á mi dueño idolatrado...

"Me retiro al lecho, Sol hermoso. Quiero darte mi último pensamiento... ¡Ingrato! ¿Por qué me dejas llorar?. ¿No te mueven á compasión las lágrimas de esta desgraciada?. ¿Por qué acaricias con tus atractivos á esa compañera, que solamente es vistosa durante la noche?. ¿Te seduce su vestido de plata?. desconfía de toda aquella mujer que busca la lobreguéz de la noche para engalanarse. ¿No la oscureces tú cuando se atreve á visitarte de día?. Amame, Sol querido; encanto de mi existencia... Adios; me voy al lecho... Despiértame con tu acostumbrada sonrisa... Invade mi dormitorio con tus dorados reflejos. Tu luz alumbrará á los mortales y reparte el contento. Tu majestuosa salida saludan las canoras aves y los pintados pajarillos... ¡Ay de mi!. ¡Huye, Luna maldita!. Sol, Sol querido, recibe mi suspiro blanco y archívalo en tu excelente corazón".

De este modo se expresa la enamorada del Sol; ya vén nuestros lectores que si la idea fundamental de sus discursos era errónea y extraviada, sus frases eran correctas y armoniosas la hilazón de sus pensamientos. Los médicos que analizaron su dolencia la calificaron de mania razonadora.

La enamorada del Sol prosiguió dando señales repetidas de sus amoríos con el rey de los astros. Sus alucinaciones fueron cada vez más acentuadas, especialmente cuando imperaba la tempestad. La exacerbación llegó, con el andar de los tiempos, á un extremo tal, que los padres tuvieron que encerrarla en San Baudilio de Llobregat, donde frecuentemente la visitaban.

Dejó de cartearse con el Sol, se limitó á los diálogos y á las imprecaciones con su amante y con su aborrecida rival. No hubo manera que volviese al dominio de la razón. Sus ímpetus llegaron á ser hasta agresivos contra las personas que la rodeaban, y la camisa de fuerza fué el principal objeto de reposo.

Extravióse la vista, desapareció el carmín de sus mejillas; enflaqueció de una manera dolorosa, y, durante el largo período de su enfermedad, vino degenerando aquella naturaleza hasta llegar al idiotismo...y, últimamente, vino la postración, la parálisis... y la muerte en lo más florido y lozano de su edad".

(1) Periodista, historiador y autor dramático. (Cádiz, 1820 - Madrid, 1892)

miércoles, 18 de marzo de 2009

EL DR. PUJADAS SOLICITÓ, EN 1855, PERMISO PARA TENER LOS SANTOS SACRAMENTOS EN LA CAPILLA DEL MANICOMIO DE SNA BAUDILIO

A los diez meses de inaugurar el Instituto Manicómico de San Baudilio de Llobregat, -- 14 de abril de 1855 -- el Dr. Antonio Pujadas y Mayans constató la necesidad de disponer, en la iglesia de su establecimiento, de los Santos Sacramentos, con la finalidad que justificaba muy explícitamente en su escrito de solicitud al Vicario General Gobernador de la Mitra de Barcelona, exponiendo "Que en atención à que parece acontecer en algún caso que alguno de los pensionistas convalecientes que habitan el mentado establecimiento puede sobrevenirle algún accidente por el cual corre peligro su ecsistencia, así como la de alguno de los muchos empleados que tiene aquel instituto y sea preciso administrarle los Santos Sacramentos, como asimismo el que acontezca que a muchos de los infelices alienados que terminan de morir víctimas de su cruel enfermedad se les observa un par de horas antes de fallecer, suelen recuperar por completo el uso de la razón y por lo mismo hallan en el caso de recibir los Santos Sacramentos sería útil que en la capilla del instituto pudiera haber el sacramento para con facilidad poder aprovechar los momentos lúcidos que puedan tener aquella clase de enfermos, a fin de no dejarlos morir sin los auxilios espirituales, como sucedería y ha sucedido, habiendo de mandarle a la paroquia del pueblo de San Boy en busca de ellos.
Por esta razón y atendido el que en la capilla del establecimiento hay constantemente un sacerdote con las licencias necesarias para la administración de sacramentos, a V.S.
Pido y suplico se sirva conceder el permiso para tener los Santos Sacramentos en la capilla del Instituto Manicómico de San Boy de Llobregat, con cuya gracia se hará un bien a la humanidad y se dará mayor lustre al establecimiento al paso que se conseguirá que algunos infelices puedan recibir los auxilios necesarios antes de morir"
Desde el Obispado se cursó carta de respuesta al Dr. Pujadas y se dió traslado al párroco del municipio de San Baudilio de Llobregat, fechada en Barcelona, 29 de abril de 1855, informando que "Teniendo en consideración lo expuesto en la presente solicitud y lo informado por el Rdo. Cura Párroco de San Baudilio de Llobregat concedemos nuestro permiso y licencia para que construyéndose un sagrario decente pueda colocarse y custodiarse en el a Su Divina Majestad en el altar mayor de la capilla pública del instituto manicómico que bajo la dirección del Dr. D. Antonio Pujadas se halla establecido dentro de los límites de la parroquia de dicho pueblo a fin de que así puedan ser socorridos en sus necesidades espirituales tanto los infelices alienados como los muchos empleados que tiene aquel instituto, encargándose muy particularmente el Rvdo. Capellán que cuida de la indicada capilla procurando que Su Divina Majestad esté colocada en el sagrario con la correspondiente decencia, sin que jamás falte el alumbrado, sobre cuyos indispensables requisitos encargamos la vigilancia y cuidado del Rdo. Cura Párroco de dicha villa que siendo al propio tiempo que sus derechos no queden jamás perjudicados"
NOTA: Estos documentos manuscritos se encuentran en el Archivo Diocesano de Barcelona, en el legajo correspondiente a la Parroquia de San Baudilio, de San Baudilio de Llobregat (Barcelona)

viernes, 13 de marzo de 2009

EN EL AÑO 1848 EL DR. PUJADAS FUNDÓ EL PERIÓDICO " EL BAÑISTA", EN SU ESTABLECIMIENTO DE BAÑOS, DE BARCELONA

Después del fallido intento de construir un manicomio en el Balneario de la Puda de Montserrat (1), y finalizados los estudios de Medicina, en el año 1848 el Dr. Antonio Pujadas y Mayans abrió un establecimiento de baños medicinales y de recreo en el número 70 de la Rambla de San José, en Barcelona.
Y desde aquel esablecimiento fundó el periódico "EL BAÑISTA", que subtitulaba como " Periódico semanal del establecimiento de baños medicinales y de recreo de la Rambla S. José, número 70, dedicado a la humanidad doliente"
Era un cuadernillo de cuatro páginas, editado en la "Imprenta EL BARCELONÉS" y en su cabecera advertía que "Este periódico tratará de todo cuanto tiene relación con la salud física y moral del pueblo, excepto la política. Está redactado por el profesor en Medicina y Cirugía D. Antonio Pujadas, director del citado establecimiento, miembro del círculo médico de Montpeller, indivíduo de la Academia de Literatura de Madrid".
También informaba que "Este periódico sale todos los domingos. Precio de suscripción DOS REALES al mes en esta ciudad, y TRES REALES fuera de ella. Se insertarán gratis para todos los S.S. suscriptores los artículos de utilidad común, las noticias de las facultativas relativas á las curaciones estraordinarias que hayan obtenido, así como cualquier adelanto que hayan conseguido en los medios de combatir algunas de las enfermedades que afligen a la humanidad. Los anuncios de interés particular se insertarán á UN CUARTO por línea impresa.
Las comunicaciones se dirigirán al Director del periódico por el correo, franco de porte, y las suscripciones se reciben en el establecimiento de baños, al que pertenece el periódico".
Se ignora el número de ejemplares que se publicaron, puesto que el único ejemplar que se conoce, y al que he tenido acceso, es el número 20, del domingo 29 de octubre de 1848, que se conserva en el Institut Municipal d'Historia, dependiente de l'Ajuntament de Barcelona, ubicado en Casa de l'Ardiaca, c/. Santa Llucia, ´núm. 1 , Barri Gòtic, Districte de Ciutat Vella, de la Ciudad Condal.
(1) Ver post del jueves., 11 de diciembre de 2008 : "Fallido intento del Dr. Pujadas de construir un manicomio en el Balneario La Puda de Montserrat".

sábado, 7 de marzo de 2009

EN 1865, EL DR. PUJADAS FUNDÓ LA REVISTA " RAZÓN DE LA SINRAZÓN"

En febrero de 1865, el Dr. Antonio Pujadas y Mayans fundaba las revista "LA RAZÓN DE LA SINRAZÓN", subtitulada, en su cabecera, como " Revista de Medicina e Higiene Mental, redactada, impresa y litografiada por los señores pensionistas del Instituto Manicómico de San Baudilio de Llobregat (Barcelona) y dirigida por el director del mismo Instituto D. ANTONIO PUJADAS"
En la portada de este primer número se dice que "El objeto de esta publicación es el de proporcionar agradable distracción á los señores pensionistas del Instituto del Llobregat, que lo necesiten; dar la crónica, por demás interesante, de esta casa de enajenados; fomentar el estudio de la ciencia mental, que tan atrasada se halla entre nosotros, y contribuir, en cuanto de nosotros penda, á marcar los límites entre la sinrazón y la razón ó cordura habitual; tal es el objeto de esta Revista. Util á la par que amena será nuestra publicación, puesto que contendrá:
1º. Artículos referentes á la ciencia mental, y á su medicina legal.
2º. estadística de altas y bajas en el Instituto del Llobregat, y la historia de los casos prácticos más notables.
3º Artículos de variedades escritos por los señores pensionistas.
4º. Correspondencia de los señores pensionistas.
5º Crónica local del Manicomio y del distrito en que se halla establecido
6º Máximas filosóficas y otras noticias referentes á la enajenación mental.
7º Crónica oficial referente á la asistencia de los orates.
8º. Noticia de las funciones de Iglesia, y de las diversiones que tengan lugar en el Manicomio.
Si por medio de esta publicación logramos ser útiles á los enfermos y á sus familias, se habrán cumplido nuestros deseos.
La revista saldrá por ahora 12 veces al año"
Sin embargo, en su primera época, tuvo una corta vida, y sólo se conocen los tres primeros números de los seis que aparecieron.
El 1º de julio de l879 reanudó su publicación, en segunda época y perioricidad quincenal, apareciendo de manera initerrumpida hasta el 1º de agosto de 1881, en que apareció por última vez con el número 53. De los números que he tenido ocasión de consultar, destaca el número 50, que publica la noticia del fallecimiento del Dr. Pujadas, ocurrida pocos días antes, el 28 de abril de 1881. En el número siguiente, fechado en 1º de junio de 1881, se comunicaba el óbito a las Diputaciones Provinciales.
En esta segunda época, la revista se definía como "Eco del Manicomio de San Baudilio de Llobregat, escrito por y para los pensionistas albergados en el mismo, bajo la dirección del Dr. D. Antonio Pujadas y Mayans, Director - Propietario del establecimiento y el Dr. D. Rafael Rodríguez Méndez, Co-Director y Catedrático de Higiene de la Facultad de Medicina de Barcelona".
NOTA.- De las averiguaciones que efectué en setiembre de 1999, resulta que no se dispone de ningún ejemplar de esta revista en los archivos de las dos instituciones psiquiátricas de Sant Boi de Llobregat, y que los únicos ejemplares que se conocen, se guardan en la Biblioteca de Catalunya, calle del Hospital, número 56 , de Barcelona (Antiguo Hospital de la Santa cruz)

lunes, 2 de marzo de 2009

8 DE MARZO. FESTIVIDAD DE SAN JUAN DE DIOS

El próximo dia 8 de marzo, es la festividad de San Juan de Dios, patrón de los enfermos, enfermeros, Hospitales y co-patrón de la ciudad de Granada, así como de los Bomberos.
Su nombre de pila era Juan Ciudad Duarte, y la tradición sitúa su nacimiento en Montemor-o-Novo (Portugal), el 8 de marzo de 1595.
Muy pronto se trasladó a España, y se hospedó en Oropesa (Toledo), dedicándose al cuidado y el pastoreo del ganado.
En dos ocasiones se enroló en la vida militar, iniciando un proceso de búsqueda regresando a Portugal y más tarde trasladarse a Sevilla para pasar al Norte de África. La etapa más inicial de su vida es confusa, atendido que se dispone de muy poca información, si bien se intuye en él una actitud de búsqueda y el comienzo de actos de solidaridad y generosidad, desde que se encuentra con situaciones de personas necesitadas.
En 1538 regresó a España para instalarse en Granada, donde ejerció el oficio de librero, que en aquella época suponía estar en contacto con la calle y con los libros de tipo religioso. Así, el 20 de enero del año siguiente, en ocasión de asistir en la ermita de los Mártires y escuchar la predicación de Juan de Ávila, puso en evidencia su proceso de conversión, experimentando una fuerte reacción de disconformidad con las situaciones de pobreza y sufrimiento de las muchas personas que a diario observaba en las calles de la ciudad. Su enfado y enojo fue interpretado como un estado de locura, y en consecuencia fue recluido en el Hospital Real de Granada, siendo allí testigo de los tratos vejatorios que sufrían aquellos pobres enfermos, y que tambén él padeció en propias carnes, por lo que enseguida intuyó cual tenía que ser su aportación, y pidió a Dios que , cuando saliera, pudiera disponer de un Hospital donde las personas enfermas pudieran tener un trato digno y humano.
Y así, con el apoyo y acompañamiento de quien después fue San Juan de Ávila, empezó a perfeccionar su actuación hospitalaria, recogiendo y atendiendo a cuantas personas enfermas y necesitadas encontraba en la calle, contando con el único recurso de su propia persona, y las limosnas que conseguía en su incansable peregrinar por Granada y alrededores, al grito de su lema :"Hermanos, haceos bien a vosotros mismos", plenamente convencido de que, cuando una persona ayuda a otra, también se ayuda a sí mismo.
Su obra tuvo enseguida muy buena acogida , y su manera y forma de atender a los enfermos y desvalidos, animó a que surgieran otras personas que se identificaban plenamente con su labor, y fueron sus primeros compañeros.
Su actuación hospitalaria se caracterizó desde el primer momento, por una atención integral a las personas enfermas y necesitadas, respetando por encima de todo su dignidad y defendiendo siempre sus derechos. Y fruto de esta obra se le empezó a llamar Juan de Dios.
Falleció el 8 de marzo de 1550 en la ciudad de Granada, tras una vida de entrega infatigable a los demás, y de una total y absoluta dedicación al servicio de las personas pobres y de los enfermos.
El 21 de setiembre de 1630 el papa Urbano VII lo declaró Beato, y el 16 de octubre de 1690 fue canonizado por el Papa Alejandro VIII.
El 1 de enero de 1572 el Papa Pio V aprobó la Congregación de los Hermanos de San Juan de Dios, y en l586, el Papa Sixto V como Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.