sábado, 25 de junio de 2016

EL GOBERNADOR CIVIL Y EL CAPITÁN GENERAL VISITAN SANT BOI DE LLOBREGAT: FELICITACIÓN AL DIRECTOR DEL MANICOMIO, NO PUDIENDO HACER LO MISMO CON EL ALCALDE. ( 10 DE JULIO DE 1893)




El lunes 10 de julio de 1893 el Gobernador Civil de la Provincia y el Capitán General visitaron el manicomio de Sant Boi de Llobregat. Al término de la visita, felicitaron al Dr. Arturo Galcerán Granés, director del establecimiento,  por las buenas condiciones en que se hallaban los servicios, y, como aquel que no quiere la cosa, aprovechando la estancia en el municipio, giraron una visita de inspección sanitaria, de la que no salieron precisamente satisfechos, dando instrucciones al alcalde para corregir  aquellas situaciones no deseadas. 

Reproduzo seguidamente la información publicada en el periódico barcelonés "La Vanguardia".

"En la mañana de ayer salieron para San Baudilio de Llobregat, con objeto de visitar el establecimiento de alienados , el Gobernador civil y el Capitán general, acompañándoles en su excursión algunos periodistas barceloneses.

Después de recorrer y examinar detenidamente las diversas dependencias de aquel establecimiento donde actualmente están haciéndose grandes reformas, los expedicionarios fueron obsequiados con un almuerzo, durante el cual reinó la más cordial expansión.

El Gobernador civil y el Capitán general felicitaron al director de aquel establecimiento por el buen estado en que se hallan los servicios.

El señor Larroca aprovechó su breve estancia en San Baudilio de Llobregat, para girar una visita de inspección sanitaria á aquel pueblo.

En las calles la limpieza se halla bastante desatendida, motivo por el cual ordenó al alcalde que publique un bando recordando á los vecinos la obligación que tienen de cuidar el aseo de las mismas.

El señor Larroca visitó también el cementerio, encontrándolo en bastante buen estado y haciendo á la manera de practicar las inhumaciones  iguales advertencias que las que ha tenido ocasión de hacer en cuantos cementerios ha visitado, dando las órdenes oportunas para que encima de los ataudes se eche una capa de cal.

En el matadero que también visitó el Gobernador civil, encontró regularmente atendido el servicio de limpieza notando únicamente falta de ella en los banquillos donde se colocan las reses para verificar la operación de desuello.

También pudo notar el señor Larroca, que de unas acequias donde existen aguas encharcadas, se desprenden miasmas nocivos á la salud pública.

El Gobernador civil indicó al alcalde la urgente necesidad de que éste ordene á los propietarios de los terrenos  por donde pasan las referidas acequias, que las limpien á fin de que las aguas puedan circular libremente evitándose con ello la formación de charcas.

Para el caso de que los propietarios se nieguen á proceder á la limpieza de los referidos cauces, ordenó el señor Larroca al alcalde que ponga el hecho en conocimiento de la Junta de Sanidad á fin de que  emita el correspondiente dictámen y adoptar  en vista de él una resolución definitiva.

El señor Larroca , también visitó las escuelas municipales que se hallan instaladas en locales espaciosos, bien ventilados y que reúnen buenas condiciones higiénicas.

Los expedicionarios regresaron á las 6 de la tarde á Barcelona" (1)


(1) La Vanguardia. Martes, 11 de julio de 1893. Página 2.