lunes, 15 de febrero de 2016

DESOLADO ASPECTO Y EXPOLIO DEL MANICOMIO DE SANT BOI DE LLOBREGAT, AL REGRESO DE LOS PRIMEROS HERMANOS DE SAN JUAN DE DIOS, POCO ANTES DE FINALIZAR LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA ( FEBRERO 1939)

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 En anteriores posts de este mismo blog, he referido que al estallar la Guerra Civil española, el Sanatorio Psiquiátrico Nuestra Señora de Montserrat, de Sant Boi de Llobregat, a cargo de los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios, fue incautado, al igual que  el Instituto Psiquiátrico Femenino, de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, y los avatares de ambas comunidades religiosas para poder abandonar España, con destino a  Marsella (Francia), los Hermanos, y a Roma (Italia), las Hermanas.

También se ha hecho referencia del Comité de Control que se constituyó sindicalmente por todos los trabajadores del establecimiento, en Asamblea General celebrada el día 7 de diciembre de 1936 (Comité de Control del Hospital Psiquiátrico de Vilaboi), con la finalidad de dar carácter de derecho revolucionario al hecho de intervención consumado el día 26 de julio de aquel mismo año, designando una ponencia que redactara un proyecto de reglamento interior para el mejor funcionamiento de los servicios.

Sin embargo, las circunstancias y los hechos que acontecieron en estos establecimientos psiquiátricos en aquel triste periodo bélico fueron muy distintos, y  desastrosos en todos los aspectos y sentidos. Las  tasas de mortalidad entre la población asilada fueron muy elevadas, tal y como han quedado reflejadas también en anteriores posts, no así  el estado desolador, destrozos y expolio con que se contraron los primeros Hermanos de San Juan de Dios al regresar al establecimiento, poco antes de finalizar la guerra fraticida, y que referiré aquí y ahora.
 
En este post solamente  relacionaré la situación en el Sanatorio Psiquiátrico Nuestra Señora de Montserrat, de los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios, por disponer de información al respecto, no así en lo resultante en el Instituto Psiquiátrico Femenino, de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, por carecer hoy por hoy  de aquella información, si bien, por las informaciones verbales obtenidas, he sabido que corrió idéntica suerte en lo referido a tasas de mortalidad, expolio y destrucción de archivos e imágenes religiosas de la iglesia.

Según el Libro de Familia, el día 31 de enero de 1939 llegaba el primer religioso, Hermano Eliseo Martínez, mientras que otros cinco lo hicieron pocos días después, el 9 de febrero, siendo el mismo Superior el Hno. Justiniano Valencia.

En aquellos primeros momentos, la situación del establecimiento resultaba muy difícil y compleja, presentando un aspecto desolador, a tenor de lo que reflejan los documentos referidos a aquella situación.

RELACIÓN DE LOS DESTROZOS Y EXPOLIO.

En instancia del Superior, Hno. Justiniano Valencia al Gobernador General de Catalunya, de fecha 23 de marzo de 1939, se dice:

" Para que V.E.  pueda hacerse cargo de la importancia de los perjuicios ocasionados por los marxistas en las instalaciones que constituyen esta Casa de Salud, bastará, a grosso modo, relacionar los que inmediatamente después de nuestra reincorporación hemos podido constatar:

-- Iglesia : Quemados todos los altares, incluso las imágenes, ornamentos  sagrados y objetos de culto.

-- Biblioteca: Destruídos todos los volúmenes, incluso los armarios en que se guardaban.

--Escritorio: Tres mesas de tamaño regular, con sus nueve cajones y seis máquinas de escribir.

-- Laboratorio: Un microscopio con todos los accesorios, varios morteros y embudos de cristal y tubos de ensayo.

-- Farmacia: Que siempre había estado bien provista, vacía de toda clase de medicamentos.

-- Granja: Han desaparecido 300 pares de palomas, 500 conejos de cría y sostén, 200 gallinas de poner, 80 cerdos de 120 kilos cada uno y 8 bueyes para matar de 500 kilos cada uno.

-- Vajilla de mesa: Desaparecidos también 1.050 platos de todos los tamaños, 300 tazas para tomar la leche, 1.200 cucharas de todas clases y 400 tenedores.

-- Ropería: Han sido robadas 2.200 mantas, 3.000 sábanas, 2.250 camisas, 1.800 calzoncillos, 2.000 fundas de almohadas, 150 colchones de lana, 1.100 trajes de pana, 1.500 trajes de verano, 1.300 jerseys de abrigo y 900 tapabocas.

-- Almacén: Han desaparecido 50 camas de hierro semi-nuevas.

-- Garaje: Ha sido robada la camioneta número de matrícula B-42744, marca G.M.C. y número de motor 2528514.

A todo esto hay que añadir que de calzado ni alpargatas no queda nada y los enfermos andan medio descalzos, como también han desaparecido las reservas de telas que existían en el almacén para ir confeccionando prendas.

De víveres huelga decir que no quedó existencia de clase alguna. 

Después de todo lo relacionado..." (1)

(1) Información y Noticias. Hermanos de San Juan de Dios. Separata nº 138 editada con motivo  del primer centenario de la presencia de los Hermanos de Sant Joan de Déu en Sant Boi de Llobregat (1895-1995).