martes, 26 de junio de 2012

EL DR. PUJADAS RECLAMÓ LOS OBJETOS RELIGIOSOS DEL ANTIGUO CONVENTO DE PADRES SERVITAS, A LA PARROQUIA DE SAN BAUDILIO, AL HACERSE CARGO DEL MANICOMIO. (SETIEMBRE 1853)

Escrito del cura-párroco de la Parroquia de San Baudilio, Isidro Casarramona, al obispo de Barcelona, referido a la reclamación del Dr. Antonio Pujadas y Mayans, para que le fueran devueltos  los objetos depositados en aquella parroquia, procedentes del antiguo convento de Padres Servitas. (Arxiu Diocesà de Barcelona)

El Marqués de Santa Cruz de Vilosor era propietario, entre otros, del antiguo convento de Padres Servitas de Sant Boi de Llobregat , que había quedado deshabitado a consecuencia de la desamortización de la Ley de Mendizábal del año 1835. El abogado José María Cavestany era la persona que llevaba los negocios del Marqués de Santa Cruz de Vilosor, y en consecuencia, con quien contactó el Dr. Pujadas cuando hubo de abandonar precipitadamente, por orden del gobernador Civil Sr. Melchor Ordóñez , la Casa de Baños y Manicomio de la calle de la Canuda, de Barcelona, solicitando la ocupación inmediata del ruinoso convento, para poder  trasladar a sus enfermos y formalizar la escritura de compra-venta unos meses más tarde, concretamente el día 15 de febrero de 1854, ante el Notario del Colegio de Barcelona Sr. Joaquín Odena.

En aquella escritura de compra-venta existe un párrafo que dice que " Los objetos depositados en la rectoría ( de la Parroquia de San Baudilio) volverán a la iglesia del Manicomio".

Consecuentemente el Dr. Antonio Pujadas se apresuró a reclamar aquellos objetos religiosos al párroco de la Parroquia de San Baudilio. Aquella inesperada visita cogió por sorpresa al cura, que sin pérdida de tiempo envió un escrito al obispo de Barcelona en estos términos:

"Excmo. Sr.
Habiéndose presentado D. José Pujades (Sic), Médico del establecimiento de Locos de esta villa, con una carta del Apoderado del Exmo. Sr. Marques de la Santa Cruz, dueño del Convento de los Padres Servitas de esta villa, afin que le hiciese entrega de las imagenes y demas que existe en esta Parroquial Iglesia perteneciente a dichos P.P. Servitas para hacerlos trasladar en el sobredicho Convento; le dije que nada tenia que ver con el Sr. Marques, y que no tenia otro Superior que V. Illma. Y así que no se le entregaria la mas minima cosa, sin orden expresa de V. Illma. Y a mas que no podia ni debia hacerle ninguna entrega pues las principales Imagenes como son el Crucifijo, la  Virgen de los Dolores y San Pelegrin no estaban en la Iglesia Parroquial al tiempo de mi entrada.
No dudo Exmo. è Illmo. Sr. que la imagen de la Virgen de los Dolores que existe, es propiedad de la Congregación que existe en esta Parroquia desde el año 1749 y desde la Exclaustración de los P.P. Servitas está establecida con permiso de los Superiores en la Parroquia de  mi cargo.
Excmo. È Illmo. Señor seria un sentimiento general en esta villa verse privado de las imagenes sobredichas, pues en algunos dias del año se hacen funciones religiosas que tan necesarias son en esta villa.
Lo que elevo al conocimiento de Va. Illma. a fin de que enterado de todo el contenido pueda Va. Illma. resolver lo que bien le parezca sometiendome siempre a las disposiciones de Va. Illma.
Dios guarde V. Illma. muchos años.
26 de setiembre de 1853
                  Isidro Casarramona. Prbo. Cura Parroco

EXMO. Yllm. SR. OBISPO DE BARCELONA"

No existe constancia documental de que  los objetos religiosos reclamados por el Dr. Antonio Pujadas y Mayans, le fueran devueltos.