lunes, 19 de octubre de 2009

EL MANICOMIO DE SAN BAUDILIO, FUE EL PRIMER ESTABLECIMIENTO FRENOPÁTICO DEL ESTADO ESPAÑOL, ASENTADO EN BASES CIENTÍFICAS.

I

Inaugurado oficialmente el "Instituto Manicómico de San Baudilio de Llobregat", el día 6 de junio de 1854, el Dr. Antonio Pujadas y Mayans dedicó todos sus esfuerzos a cuidar a los locos como a enfermos, prescindiendo de los métodos puramente carcelarios que en aquella época se sometía a esta clase de enfermos, por lo que, su manicomio fue el primer establecimiento frenopático de España asentado en bases científicas.
Una de las primeras medidas adoptadas por el Dr. Pujadas, en beneficio de sus enfermos, fue la de establecer, con toda rigurosidad, el sistema del non restraint, que se empleaba, desde hacía más de medio siglo, en los asilos de alienados de Inglaterra y de otros países de Europa.
También El Dr. Pujadas ensayó la llamada asistencia familiar, permitiendo que determinados enfermos estuvieran en casitas situadas fuera del recinto manicomial, al cuidado de sus propios familiares o de otras personas, y en todos los casos, bajo una estricta prescripción médica. Era un sistema muy parecido al que se venía desarrollando, con gran éxito terapéutico, en la célebre y renombrada Colonia de Gheel, en Bélgica, bajo el patronato de Santa Dimfna, o Digna.
En otro aspecto, procuró disimular que la vida interior del manicomio diera sensación de reclusión forzosa, proyectándole una imagen que les pareciera que habitaban allí por su propia iniciativa, como si se tratara de un balneario o de un hotel. Para ello permitía, entre otras cosas, que en los comedores, en los jardines y en los salones de conversación y de esparcimiento, pudieran convivir los enfermos de ambos sexos. Organizaba con frecuencia, fiestas musicales y teatrales, en las que intervenían también algunos enfermos.
Asimismo los enfermos disponían de una surtida biblioteca y periódicos, permitiéndose su lectura bajo autorización facultativa. También organizaba excursiones por los alrededores del establecimiento y a otras distancias más alejadas, que muy a menudo se efectuaban a nivel individual y colectivo, siempre bajo la vigilancia y responsabilidad del personal subalterno y con aquiescencia del Director.
El Dr. Pujadas se adelantó a su época, al ser precursor de instalar, en el manicomio, pequeñas industrias y salas de labor, donde a diario daban ocupación a un notable número de enfermos, y que supuso los cimientos de la llamada ergoterapia , que tanta aceptación tendría años más tarde, como uno de los tratamientos más eficaces de las enfermedades mentales, y considerada como una de las más modernas conquistas de la terapéutica psíquica.
Y ya en los últimos años de su vida, en 1879, fundó una colonia agrícola, en extensos terrenos situados en las cercanías del manicomio, que permitía, a los asilados, el cultivo de las más variadas especies de la huerta y la cría de animales de corral.
Fuente de consulta:
Sanatorio Frenopático de Nuestra Señora de Montserrat. Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. San Baudilio de Llobregat (Barcelona). Barcelona, octubre de 1929,

1 comentario:

Carlos dijo...

¡Ojalá se hubiera tenido en cuenta por las instituciones sanitarias actuales todo el trabajo y esfuerzo que con relación a la rehabilitación de los enfermos mentales se hizo tanto por san Benito Menni (lo vemos en la restauración de la Orden de san Juan de Dios y en la fundación de las Hermanas Hospitalarias)como por el Dr Pujadas y otros muchos que quzás pregonaron poco lo que hacían y pensaron mucho en cómo hacerlo.
Gracias a ellos y a cuantos nos lo dan a conocer; como es usted,sr. Joan.