viernes, 16 de abril de 2010

"DOS DIES A SANT BOI", UNA HISTORIA NOVELADA SITUADA EN EL MANICOMIO DE SANT BOI (AÑO 1929)


 

Acabo de leer, por enésima vez, el libro "DOS DIES A SANT BOI", historia novelada de un episodio ocurrido en el manicomio de Sant Boi de Llobregat (Barcelona). El libro, escrito en catalán, es obra de Domènec de Bellmunt, sinónimo que utilizaba Domènec Pallerola i Munné, editado en Barcelona el 23 de setiembre de 1929.

Este libro la compré en un establecimiento de libros de ocasión, en Barcelona, en el año 1963, y desde aquel momento empecé a sentir curiosidad por lo que estaba aconteciendo en el interior de los manicomios del municipio, que no resultaban ciertamente accesibles para la población exterior.

Había intentado contactar con el autor del libro, pero resultó inútil. Supe que desde que finalizó la guerra civil española, estaba exiliado en Francia, pero no sabía exactamente en que lugar del vecino país.

Años más tarde, tras el fallecimiento del general Franco y con el restablecimiento de la democracia en España, un buen día constaté, con cierta satisfacción, que Domènec de Bellmunt colaboraba con cierta asiduidad en el diario "Avui", que se editaba en catalán, en Barcelona, y del que yo era suscriptor desde el primer día de su aparición pública. Me puse en contacto con el rotativo para que me facilitaran sus señas, pero, como me temía, por respeto al derecho de intimidad, no podían complacerme. Me ofrecieron la alternativa de que le escribiera una carta a la redacción del periódico, y ellos cuidarían de hacérsela llegar. Así lo hice, y pasados unos días -- con fecha 8 de julio de 1976, desde Toulouse (Francia), me contestó, en catalán. Traducida al español me decía lo siguiente:

"Querido compañero:

La dirección de "Avui" ha tenido la gentileza de enviarme vuestra carta del 14 de junio, que acabo de recibir, pues resido en Tolosa de Llenguedoc desde 1939, y supongo que esta fecha os lo esplicará todo: Casi 40 años de exilio durante los cuales no he cesado de escribir para la prensa catalana de Francia y de América.

En Andorra la Vella salió hace unos meses mi último libro " Cinquanta anys de periodisme català" (que todavía no se puede vender libremente en Barcelona por su contenido), pero que los catalanes compran en las librerías andorranas. Explico mi vida de periodista y de modesto escritor al servicio de una causa que supongo es también la vuestra.

Me habláis de un libro que publiqué en 1929, cuando acababa de llegar de mi primer exilio en Francia, en tiempos de Primo de Rivera , "Dos dies a Sant Boi", y que era un reportaje del famoso establecimiento frenopático. Mira por donde, unos años después, pocos, cuando se creó la Generalidad, tomé parte en unas oposiciones, y fui nombrado Jefe del Negociado Letrado del Departamento de Sanidad y Asistencia Social y pude impulsar los "Sanatorios Psiquiátricos" como el vuestro, el "Pere Mata", de Reus y de otros , hacia la modernización y la humanización de aquellos hospitales.

Si conocéis el tema hacéis bien en escribir vuestras impresiones o resultados de investigación de los últimos 10 años. Temo que mi reportaje ( de hace 40 años), resulte pasado de moda. Pero podemos hablar de ello, pues en setiembre (si se ha restablecido, como espero, la libertad de expresión), presentaré públicamente en Barcelona "Cinquanta anys de periodisme català" i la 2ª edición ampliada sobre " La vida i la mort gloriosa del President Lluis Companys". Entonces podremos cenar un día en Barcelona y hablar de nuestros planes.

De vuestro

Domènec de Bellmunt"

Por circunstancias diversas, no fue posible encontrar el momento para saludarnos personalmente. Su avanzada edad y estado de salud no le facilitó sus desplazamientos a Barcelona, y fallecía en su domicilio de Tolouse en 1992, a la edad de 90 años.

3 comentarios:

María Angélica dijo...

Hola, Joan, tu blog es sorprendente e interesante.
Los videos que me enviaste los ví todos y déjame decirte que me has sorprendido, te felicito por haber logrado la aprobación de esa Ley, fue un gran trabajo el tuyo y de tu señora....
Un abrazo desde el sur de Chile.

Joan Vendrell i Campmany dijo...

Muchas gracias por tus amables palabras, María Angélica. También el reconocimiento a una labor anima a continuar laborando para conseguir abrir caminos a generaciones venideras, de la misma manera que también nosotros, ahora caminamos por senderos que nos han abrieron las generaciones que nos precedieron.

Xavier Sánchez i Torres dijo...

Amic Joan, el que no trobis tu... Gràcies per compartir els teus petits-grans descobriments sobre la història dels nostres psiquiàtrics i de Sant Boi.
Una abraçada!