jueves, 1 de diciembre de 2022

IMPORTANCIA DE LA PUBLICACIÓN DE LA BIOGRAFÍA DE MARIA ANGUSTIAS GIMÉNEZ VERA, CO-FUNDADORA DE LA CONGREGACIÓ DE HERMANAS HOSPITALARIAS DEL SAGRADDO CORAZÓN DE JESÚS.


Tal y como informé en su día, en este mismo blog histórico, el pasado día 31 de octubre tuvo lugar, en la Sala de Actos de la institución "Benito Menni. CASM", de Sant Boi de Llobregat, el acto de presentación del libro biográfico "María Angustias Giménez Vera, frágil y tenaz sembrando la Hospitalidad", de José Ignacio Rivarés. Consecuentemente he tenido ocasión de leer,  con atención y muy detenidamente su interesante contenido, y me congratula de haber tenido esta oportunidad porque he podido conocer múltiples facetas de la vida de María Angustias, que desconocía por completo, atendido que era muy limitada la información  que de ella nos había llegado,  y dentro de aquellas informaciones, algunas  no se ajustaban a la realidad, entre ellas las referidas en el lugar donde permanecían sus restos.

Las personas interesadas en el estudio y en el conocimiento de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, en más de una ocasión habían constatado que en la amplia bibliografía existente, faltaba una pieza fundamental para completar debidamente su contenido. Y esta pieza que faltaba era precisamente un estudio exhaustivo de lo poco que podía conocerse de María Angustias Giménez Vera, co-fundadora de la Congregación, junto con el Padre Benito Menni y María Josefa Recio Martín.

Esta  necesidad, intuyo, debía de ser  consciente en amplios sectores de la Congregación, pero había que colocar el cascabel al gato y no era precisamente una tarea fácil. Era necesario encontrar la persona adecuada para emprender esta árdua tarea, y que a la vez esta persona tuviera la disponibilidad necesaria para ir a los lugares  precisos para consultar en sus archivos aquellas informaciones que. tirando del hilo en la medida que fuera apareciendo, permitieran ir completando, con tiempo, paciencia y capacidad, el puzzle  que pudiera completar una biografía, lo más completa posible, de María Angustias.

Personalmente  admiro el trabajo realizado  por José Ignacio Rivarés, este oscense licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Geografía e Historia por la UNED, que como bien dice,  María Angustias  no ha tenido hasta ahora quien la escribiera,  y subsanar este hecho y reparar esta suerte de deuda histórica hacia ella es lo que se pretende con este  libro.

Y considero que lo ha conseguido debidamente, relatando, con lenguaje fácil y con fluidez, los aspectos personales en sus primeras páginas y de la Congregación en la medida que se avanza en la lectura, sorprendiendo, gratamente al menos en lo que a mi respecta, por la ignorancia  que tenía  de tantas y tantas cosas, algunas aparentemente insignificantes, pero que tienen su sentido y su importancia, y otras de mayor envergadura, que vienen a corraborar este desconocimiento generalizado que tenía hasta hora de María Angustias.

Otro aspecto muy importante, que es de agradecer, son las fotografías que ilustran las páginas finales del libro, con imágenes, algunas de ellas inéditas, es decir, no publicadas hasta  este momento, y que resultan igualmente muy interesantes y agradables de contemplar.

Un libro, en definitiva, que debe leerse, con atención y detenimiento, para completar mejor el conocimiento y la historia de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús.


Mn. Agustín Cortés, Obispo de Sant Feliu de Llobregat, con el autor del libro, el día de su presentación.


jueves, 24 de noviembre de 2022

LA REINA LETIZIA HA VISITADO EL PARC SANITARI SANT JOAN DE DÉU, DE SANT BOI DE LLOBREGAT.





La reina Letizia visitó en el día de ayer, el Parc Sanitari Sant Joan de Déu, de Sant Boi de Llobregat, centrando su recorrido en la Unidad de Hospitalización Especializada para Personas con Discapacidad Intelectual y Salud Mental, iniciando la visita inaugurando las jornadas organizadas en el marco del 20º Aniversario de las Oficinas Técnicas Laborales (OTL)  de la Diputació de Barcelona.

Durante el recorrido, la reina estuvo acompañada de la alcaldesa de Sant Boi de Llobregat, Lluisa Moret, la delegada del gobierno en Catalunya, Maria Eugenia Gay,  la presidenta del Area de Desarrollo Económico, Turismo y Comercio de la Diputació de Barcelona, Eva María Menor, y el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez, entre otros representantes institucionales del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, del Ajuntament de Sant Boi de Llobregat y del gobierno.

La visita a la Unidad de Hospitalización Especializada para personas con Discapacidad Intelectual y Salud Mental (UHEDI), ha contado con una reunión de familiares de pacientes , equipo profesional del centro hospitalario, instituciones municipales y la reina Letizia,para exponer, en pimera persona, la realidad y el funcionamiento del Parc Sanitari Sant Joan de Déu, que cuenta con un modelo de atención integral a la salud mental con el que se promueve la  participación activa de la persona que es atendida, una detección y tratamiento tempranos y una rehabilitación y retorno a la sociedad, entre otros muchos procesos.

En la reunión mantenida en privado, con familiares, la reina ha podido conocer dos casos concretos sobre la experiencia emocional y profesional con el centro y el proceso de atención recibida por la entidad, pudiendo ver en persona, el trabajo que realizan a diario los profesionales del centro, un sector de gran valor y que capta la atención de la reina desde hace años.

El Parc Sanitari Sant Joan de Déu ha valorado  la visita institucional de la reina Letizia , como una oportunidad más para visibilizar el conocimiento del propio centro en la Red de Salud Mental, con la que se acompaña en todos los procesos al paciente que lo necesita.




lunes, 24 de octubre de 2022

DIA 31 DE OCTUBRE: PRESENTACIÓN DE LA BIOGRAFÍA " MARIA ANGUSTIAS GIMÉNEZ VERA. FRÁGIL Y TENAZ SEMBRANDO LA HOSPITALIDAD",, EN EL BENITO MENNI.CASM, DE SANT BOI DE LLOBREGAT,

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            


 María Angustias Giménez Vera. Sor Corazón de Jesús. Co-fundadora de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús.
 


El próximo lunes, día 31 de octubre, tendrá lugar a las 11:00 horas,  en el Salón de Actos de la institución Benito Menni.CASM, de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, de  Sant Boi de Llobregat, el acto de presentación de la biografía "María Angustias Giménez Vera. Frágil y tenaz sembradora de la Hospitalidad".

El acto se iniciará con la presentación de Sor Teresa Iñíguez, Superiora de la institución y del Dr. Joan Orrit, Director -Gerente del "Benito Menni. CASM".

Seguirá una mesa redonda a cargo de Alejandro Florit, sobre la "Aportación de María Angustias a la mujer de hoy".

A continuación Sor  Aurelia Cuadrón analizará  la "Visión general de la Relación sobre los orígenes de la Congregación".

Y el Dr. Joan Orrit  versará su intervención con "La presencia de Maria Angustias Giménez en Sant Boi de Llobregat".

Seguidamente se procederá a la presentación del libro, a cargo de su autor, José Ignacio Rivarés.

A su término, dirigirá unas palabras la  Superiora Provincial, Sor Matilde Porras, y cerrará el acto, con muestras de agradecimiento, la Superiora General Sor Anabela Carneiro.

                       

Instituto Manicómico de San Baudilio de Llobregat, en tiempos de María Angustias Giménez Vera,




domingo, 23 de octubre de 2022

LOS RESTOS DE MARIA ANGUSTIAS GIMÉNEZ VERA, CO-FUNDADORA DE LA CONGREGACIÓN DE HERMANAS HOSPITALARIAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, PERMANECIERON DURANTE 85 AÑOS EN LUGAR DESCONOCIDO.

María Angustias Giménez Vera (Sor Corazón de Jesús), co-fundadora de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, falleció en la Casa de Sant Boi de Llobregat, el día 2 de agosto de 1897, y fue enterrada al día siguiente en el nicho número 458, hilera derecha,piso 2º del Cementerio de Sant Boi de Llobregat, en alquiler por un año, a favor de la "Sra. Superiora del Manicomio".



Con fecha 6 de agosto de 1898 se procedía al traslado de sus restos al nicho número 199, hilera izquierda, piso 1º, propiedad de su hermano, José Giménez Vera ("Pepe"). Posteriormente en este nicho recibió sepultura  el día 28 de diciembre de 1917, su hermana María de los Ángeles Giménez Vera.

Es  posible que el traslado de los restos de María Angustias al nicho de su hermano José, fuera previamente autorizado por el Padre Benito Menni, puesto que obviamente a nadie se le hubiera ocurrido efectuar  aquel traslado sin su consentimiento.

En este cúmulo de suposiciones, personalmente pienso que debió de ser un acuerdo que no debía de trascender, como así fue, hasta que en el año 1983, es decir, ochenta y cinco años más tarde, Zoe Giménez Parés, nieta de José Giménez Vera, comunicara a las Hermanas de la Casa de Sant Boi de Llobregat, que María Angustias estaba enterrada en aquel nicho, aportando el correspondiente título funerario que así lo contemplaba.

En consecuencia, el día 2 de febrero de 1983, se procedió a la apertura de aquel nicho en presencia de las Consejeras Generales Sor Josefina Pereira Alves y  Sor María Benita Ezcaray, así como varias Hermanas, y se pudo averiguar que en su interior habían los restos de María Angustias. Posteriormente se volvió a abrir el nicho el día 16 de marzo del mismo año, en esta ocasión en presencia de la Superiora General Sor María Dolores Aldaba y de la Secretaria General, Sor Natividad Carbajo,  siendo trasladados sus restos a la Casa - Madre de Ciempozuelos (Madrid) y colocados en el coro de la Comunidad, hasta que en el año 1985, a consecuencia de la beatificación del Padre Benito Menni, fueron definitivamente colocados en el panteón capilla.

Panteón capilla de los Fundadores. Debajo del altar, Padre Benito Menni. A la derecha de la imagen, María Josefa Recio Martín y a la izquierda, María Angustias Giménez Vera.

Difícilmente jamás conoceremos los motivos por los cuales José Giménez Vera compró aquel nicho para trasladar los restos de su hermana María Angustias, pero, lo que resulta más sorprendente es que se procediera a aquel traslado cuando solamente había transcurrido un año y dos días de recibir sepultura después de su fallecimiento, cuando precisamente el vigente Reglamento del Cementerio establecía, en el art. 51, que "No podrá verificarse la traslación de un cadáver de un punto a otro del cementerio  sin haber transcurrido cinco años desde su inhumación. Para que pueda verificarse antes de dicho término, es necesaria la autorización del Sr. Gobernador".


Quedará para siempre el misterioso enigma que envolvió el silencio  un año y dos días después del fallecimiento de María Angustias con relación al destino de sus restos, apareciendo solamente citado el Cementerio de Sant Boi de Llobregat, pero sin precisar  la descripción del lugar exacto donde  permanecían sus restos. al tiempo que en diferentes publicaciones bibliográficas se han escrito inexactitudes contradictorias, entre ellas que sus restos reposaban en una fosa común  que las Hermanas tenían en el citado cementerio, cuando jamás ha existido en  aquel recinto "un osario común de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús".

María Angustias Giménez Vera. (Sor Corazón de Jesús).


miércoles, 21 de septiembre de 2022

SÁBADO, 24 DE SEPTIEMBRE : 127 ANIVERSARIO DE LA LLEGADA DEL PADRE BENITO MENNI Y LAS PRIMERAS COMUNIDADES DE HERMANOS DE SAN JUAN DE DIOS Y HERMANAS HOSPITALARIAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, PARA HACERSE CARGO DEL MANICOMIO DE SANT BOI DE LLOBREGAT.



Los establecimientos que conformaban el Instituto Manicómico de San Baudilio de Llobregat, cuando catorce años después del fallecimiento  de su fundador, Dr. Antonio Pujadas y Mayans, fue adquirido por el Padre Benito Menni, Superior en España de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

El sábado, día 24 de septiembre, se conmemorará el 127 aniversario de la llegada del Padre Benito Menni, con  24 Hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y con 31 Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, que constituían las primeras Comunidades para hacerse cargo del Instituto Manicómico de San Baudilio de Llobregat, que en aquellos momentos asilaba a 700 hombres y a 700 mujeres, catorce años después del fallecimiento de su fundador, Dr. Antonio Pujadas y Mayans, y suponía la 20ª fundación de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y la 8ª fundación de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús.

Las dos juntas administrativas que gestionaron estos establecimientos, a la muerte del Dr. Antonio Pujadas, estaban formadas por personas ajenas a la Psiquiatría y, consecuentemente, la trayectoria asistencial de las personas asiladas era del todo catastrófica en todos los aspectos, por lo que, sus propietarios,  Benito Adroer y Pedro Serra, habían establecido contactos con el Padre Benito Menni para la compra  de aquel manicomio, sin embargo la decisión se iba demorando por tratarse de una institución de gran envergadura y por la situación en que se encontraba la reciente restauración, en España, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

UN MILLÓN DE PESETAS SUPUSO LA COMPRA DEL MANICOMIO.

Mediante escritura otorgada el 20 de agosto de 1895 ante el notario Francisco de Sales Maspons y Labrós, de Barcelona, se procedió a la compra del manicomio, compareciendo, por la parte compradora, según figura en el documento " Don Ángel Hércules Menni y Figini, Presbítero,Superior en España de la Orden de San Juan de Dios, soltero, natural de Milán (Italia), y mayor de veinte y cinco años, y vecino de Ciempozuelos, según cédula personal de quinta clase, expedido el 6 de octubre del año próximo pasado, número 1736".

En la condición tercera se establece que
"El precio de la presente venta es de UN MILLÓN DE PESETAS, que el comprador satisfará mediante la entrega a los vendedores de..."  y  especifca la forma de liquiedar la deuda.


Billete del Banco de España de los que debió de utilizar el Padre Benito Menni para la compra del manicomio de Sant Boi. Emitido en Madrid, 1º de mayo de 1895.
 

viernes, 16 de septiembre de 2022

EN EL 63 ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO, EN ACCIDENTE DE CIRCULACIÓN, DE SOR MARIA INVIOLATA MONREAL, SUPERIORA DEL MANICOMIO DE SEÑORAS DE SANT BOI DE LLOBREGAT



 


El día 16 de septiembre de 1959 fallecía, en accidente de circulación, Sor María Inviolata Monreal,  en el ejercicio de sus funciones y cargo  como Superiora del Manicomio de Señoras de Sant Boi de Llobregat, en el cruce de carreteras de "Cuatro Caminos", en término municipal de Sant Vicenç dels Horts. En el día de hoy se cumple el 63 aniversario de aquel luctuoso hecho. 

El accidente ocurrió al colisionar un camión, procedente de la carretera del Ordal y el automóvil conducido por Francisco Caballel Sotera, en el que viajaban la Madre Superiora del Manicomio de Señoras de Sant Boi de Llobregat, Sor María Inviolata Monreal, acompañada de la Madre Superiora  General Sor María Maximina y la Madre Superiora Provincial, Sor María de la Caridad, que regresaban de visitar las obras de construcción del nuevo Hospital Psiquiátrico que la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús estaban construyendo en Martorell, para descongestionar el establecimiento de Sant Boi de Llobregat que estaba saturado de pacientes.

Debido a la brusca maniobra que efectuó el camión en el intento de evitar la colisión, volcó aparatosamente sin que ninguno de sus ocupantes resultara herido.

Sin embargo, el turismo en que viajaban las religiosas, sufrió graves desperfectos, causando el fallecimiento  de la Superiora del Manicomio de Señoras de Sant Boi de Llobregat, Sor María Inviolata Monreal, y con heridas de gravedad la Madre General Sor María Maximina y, con heridas leves,  la Superiora Provincial Sor María de la Caridad y el conductor del vehículo, Francisco Caballel.
 

domingo, 11 de septiembre de 2022

"EL IMPOSTOR", UNA NOVELA DE NO FICCIÓN, QUE DEDICA UN CAPÍTULO A UNA ENFERMA INGRESADA AL MANICOMIO DE SEÑORAS DE SANT BOI DE LLOBREGAT.


Portada del libro "El Impostor", de Javier Cercas.

"EL IMPOSTOR" es una novela, de no ficción, del escritor español Javier Casas, publicada en el año 2014 por la editorial Literatura Random House, de Barcelona, que cuenta ha historia de un sindicalista español, Enric Marco Batlle, de quien se descubrió que había falsificado información para hacerse pasar por superviviente de los campos de concentración nazis durante la segunda guerra mundial. Después de una extensa investigación, el autor del libro  explica también como Marco  se hizo pasar por antifranquista y antifascista a lo largo de diversas décadas.

El autor del libro dedica un capitulo entero a la madre de Marco, ingresada en el Manicomio de Señoras de Sant Boi de Llobregat, que, por considerarlo de interés, me he permitido transcribirlo a continuación.
 
" Su madre estaba loca. Se llamaba Enriqueta Batlle Molins, y aunque Marco siempre creyó que había nacido en Breda, un silencioso pueblo de la sierra del Montseny, en realidad era de Sabadell,  una ciudad industrial cercana a Barcelona.

Ingresó en el manicomio de señoras de Sant Boi de Llobregat el 29 de enero de  1921.
Según el expediente que se conserva allí, tres meses atrás se había separado de su marido, que la maltrataba, según el expediente, durante este intervalo se ganaba la vida realizado labores domésticas de casa en casa.

Tenía 32 años de edad y estaba embarazada de siete meses. Cuando los médicos la examinaron, se sentía confusa, se contradecía, la acosaban ideas persecutorias. Su primer diagnóstico rezaba:" Delirio de persecusión con área degenerada", y en 1930 la cambiaron por " Demencia precoz"; lo que ahora conocemos por " equizofrenia". En la primera página del expediente hay una fotografía de ella, quzás tomada el día de su ingreso. Muestra a una mujer de pelo largo y liso, de facciones muy marcadas, boca generosa y pómulos salientes, sus ojos oscuros no miraban a la cámara, pero toda ella irradía una belleza melancólica y sombría de heroina trágica; viste un jersey negro, de punto, y se cubre la espalda, los hombros y el regazo con un chal que sostiene con sus manos a la altura del vientre, como si quisiera ocultar su inocultable embarazo o como si estuviera protegiendo a su hijo inminente. Esta mujer no sabe que no volverá a ver la calle y que el mundo acaba abandonarla a su suerte, encerrándola para que se extravie del todo en su locura.

No hay forma menos dramática de decirlo. Durante los treinta y cinco años que la madre de Marcos pasó en el manicomio , los médicos la examinaron apenas veintinco veces ( lo normal era una visita al año, pero  justo después de ingresarla transcurrieron  ocho años sin visitas), y el único tratamiento que le prescribieron consistió en obligarla a trabajar en la lavandería, "con buenos resultados" precisa uno de los médicos que la atendió. Hay muchas anotaciones como ésa, pero no todas son tan cínicas. todas son breves, distraídas y desoladoras.

Al principio constatan el buen estado físico de la enferma, pero también su egocentrismo, sus alucinaciones (sobre todo sus alucinaciones auditivas), sus ocasionales  exabruptos  violentos; luego, poco a poco,  el deteriodo se vuelve también físico y hacia finales de los años cuarenta las anotaciones ya sólo decriben a una mujer postrada, que ha perdido por completo el sentido de la orientación, la memoria y cualquir signo de su propia identidad, reducido a un estado catatónico. Murió el 23 de febrero de 1956, según el expediente a causa de un "angor pectoris", Hasta el diagnóstico estaba equivocado, nadie se muere de una angina de pecho; lo más probable es que muriera de infarto  agudo de miocardio.

Su madre dió a luz a Marco en el manicomio, según él el 14 de abril, esa es también la fecha falsa; ahí empieza la ficción de Marco el mismo día de su llegada a este mundo. En realidad, de acuerdo con el expediente de su madre y con su propia partida de nacimiento, Marco nació el 12 de abril, dos días antes de lo que sostuvo a partir de determinado momento de su vida. ¿Por qué mintió entonces, por qué cambió las fechas?. La respuesta es sencilla; porque eso le permitió, a partir de determinado momento de su vida, empezar sus charlas, discursos y clases de historia vivida diciendo: "Me llamo  Enric Marco y nací el 14 de abril de 1921, justo diez años antes  de la proclamación de la Segunda República española", lo cual le permitía , a su vez, presentarse, de manera implícita o explícita, como el hombre providencial que había conocido de primera mano los grandes acontecimientos del siglo y se había cruzado con sus principales protagonistas como el compendio o el siglo o la personificación  misma de la historia de su país , al fin y al cabo, su biografía individual era un reflejo exacto de la biografía  colectiva de España. Marco sostiene que el propósito de sus mentidas era meramente didáctico, es muy difícil no considerarlo, sin embargo, como una suerte de guiño al mundo, como una forma transparente de insinuar que, colocando su nacimiento en un dia  decisivo para la historia de su país, los cielos o el azar anunciaban que aquel hombre estaba destinado a ser decisivo en la historia de su país.

Por el expediente del manicomio de Sant Boi , sabemos todavía otra cosa. Que al día siguiente de dar a luz, la madre de Marco vió como le arrebataban  a su hijo y se lo entregaban a su esposo, el hombre de quien había huído  porque la maltrataba, porque ella decía que la maltrataba. ¿Volvió Marco a ver a su madre?. Dice que sí. Dice que una hermana de su padre, la tia Caterina, que fue quien le dió el pecho porque había perdido un hijo pocas semanas antes de que  él naciera, le llevaba a verla cuando era niño, una o dos veces al año. Dice que se acuerda muy bien de estas visitas. Dice que él y la tía Caterina, esperaban en una gran sala de paredes desnudas y blancas, junto con los familiares de otras enfermas, a que saliera su madre. Dice que al cabo de un rato su madre salía de los lavaderos y que vestía una bata  de listas azules y blancas y que tenía la mirada perdida. Dice que él le daba un beso, pero que ella nunca se lo devolvía, y por lo general no le dirigía la palabra, ni a él, ni a su tía Caterina ni a nadie. Dice que con frecuencia hablaba sola, y que casi siempre hablaba de él  como si no estuviera delante, como si le hubiese perdido. Dice que recuerda a su tía Caterina cuando él tenia diez  u once años diciéndole a su madre "Mira que hijo tan guapo que tienes Enriqueta, se llame Enrique, como tu". Y dice que recuerda a su madre estrujándose con fuerza las manos y contestando: "Si, si, este niño es muy guapo, pro no es mi hijo", y dice que añadía, señalando un niño de dos o tres años  que correteaba por la sala, "Mi hijo debe ser como aquel", y dice tmbién que entonces no lo entendía, pero con los años entendió que su madre decía aquello porque solamente se acordaba de él cuando tenía más de dos o tres años y ella conservaba todavía un rastro de lucidez.

Dice que él a veces le llevaba comida  en una tartera, y que en alguna ocasión  consiguió intercambiar  alguna frase con ella. Dice que un día, después de habser comido lo que le había llevado en la tartera, su madre le dijo que trabajaba mucho en la lavandería y que era un trabajo desagradable, pero que no le importaba, porque le habían dicho que  si trabajaba mucho le devolverían a su hijo. Dice que no recuerda cuando dejó de ir a ver a su madre. Dice que probablemente cuando dejaron de llevarle sus tios, quizás al llegar a la adolescencia, ya durante la guerra, quizás incluso antes.Dice que sea como sea no volverá a estar con ella. no volvió a sentir  el menor deseo de verla, no le preocupó en absoluto, la olvidó por completo. Dice que sabe que  murió a mediados de los años cincuenta, pero que ni siquiera se acuerda de haber asistido a su entierro. Dice que ahora no entiende cómo pudo abandonarla en un manicomio durante más de treinta años, y cómo pudo dejarla morir sola, aunque añade que, de aquella época, hay muchas cosas que no entiende. Dice que ahora piensa mucho en su madre, que a veces sueña con ella".