martes, 21 de septiembre de 2021

EN EL 126 ANIVERSARIO DE LA LLEGADA DEL PADRE BENITO MENNI, CON LAS PRIMERAS COMUNIDADES DE HERMANOS Y HERMANAS, PARA HACERSE CARGO DEL INSTITUTO MANICÓMICO DE SAN BAUDILIO DE LLOBREGAT


 En  el año 1895, cuando llegó el Padre Benito Menni,  Sant Boi de Llobregat era un municipio eminentemente rural  y agrícola, con una población con algo más de 5.000 habitantes.
 ( Foto: Archivo Zerkowitz)

El próximo viernes, día 24 de septiembre de 2021, se cumplirá el 126 aniversario de la llegada del Padre Benito Menni con las primeras comunidades de Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios y de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, para hacerse cargo del Instituto Manicómico de San Baudilio de Llobregat.

CONSIDERACIONES GENERALES

Atendido que en el transcurso de estos últimos años, al recordar,  en este mismo blog, los motivos de este aniversario, ya he referido ampliamente  todos los detalles relacionados  con este importante acontecimiento histórico, y consecuentemente he considerado que, para no resultar excesivamente  repetitivo, en esta ocasión no voy a continuar  en el mismo contendio  que tantas  veces he efectuado, puesto que, quienes deseen conocer aquellas informaciones, pueden hacerlo accediendo a este mismo blog.

En su lugar, en esta ocasión, me voy a limitar a reproducir un intresantísimo texto, mayoritariamente desconocido, que hace unos años descubrí  en una antigua publicación, con un contenido referido  a la lamentable  situación en que el Padre Benito Menni encontró a las personas asiladas al hacerse cargo del manicomio de Sant Boi. Vean:

"Una de las fundaciones más laboriosas y arduas fue la de los Manicomios  de San Baudilio:

"La población vesánica era imponente; se acercaba a dos mil  el número de enfermos de ambos sexos. Una insuficiente división de sexos daba  lugar a las inmoralidades anejas a la falta de freno de la razón y sobrada holgura  de los apetitos sensitivos  en los infelices enfermos de la mente. La impericia de los enfermeros laicos y las prevenciones contra el pobre loco, a quien se miraba como antaño , como a animal traidor, convertían las estancias de agitados en espantosa visión.  Las desdichadas dementes  vagaban descalzas. Un saco de arpillera  hasta la rodilla y un babero sucio y repugnante de cuero , abrochado a la espalda  y colgante sobre el pecho, era su extraña vestimenta. Las más andaban maniatadas y a todas se les hacía sentar  a una larga mesa, sobre la cual enfilaban  a lo largo agujeros, donde encajaban unas cazoletas metálicas, en las que se depositaba a su tiempo la comida , y allí se alimentaban  al uso de los brutos, sin que nadie se tomase el cuidado  de dársela, las infelices maniatadas, quienes ni para estos  menesteres lograban la soltura  de una mano. 

Tan acostumbradas se hallaban a este modo de tomar los alimentos que, según alguna Hermana Hospitalaria refiere, cuando éstas quedaron encargadas e intentaban darles la comida a la boca mediante una cuchara, se les resistían. Venían a ser como el sombreado  y matices de tan feo cuadro, complicadas marañas  en la administración, intereses creados, malas costumbres, sucios desenfrenos  de erotismo, amén de otras  mil dificultades que había que vencer." (1) 


(1) Posiciones y artículos, para el proceso, sobre la fama de santidad, virtudes y milagros del Siervo de Dios RVDMO. P. BENITO MENNI Y FIGINI, Presbítero de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Prior General y Restaurador de dicha Orden en España, Portugal y América, y Fundador de la Congregación  de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús. Págs. 100 y 101.  Madrid. Imprenta y Litografía, Juan Bravo, núm. 3. 1945.



jueves, 5 de agosto de 2021

EN LA ORDEN HOSPITALARIA DE SAN JUAN DE DIOS, ADEMÁS DE LOS VOTOS DE OBEDIENCIA, CASTIDAD Y POBREZA, SE AÑADE EL VOTO DE HOSPITALIDAD.

 

La HOSPITALIDAD, el valor central de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.



Gabriel Alenyar i Serra ha tenido la gentileza de hacerme llegar unos apuntes que guarda de su etapa de Hermano de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, conocedor de mi interés por  todo aquello relacionado con estos temas, y precisamente siendo también mi interés divulgar al máximo estos contenidos, para quienes pudiera interesar, paso a relacionarlo seguidamente, después de obtener su debida autorización.

"  ¿ QUÉ ES EL VOTO DE HOSPITALIDAD, TAL Y CÓMO SE ENTIENDE EN LA ORDEN HOSPITALARIA DE SAN JUAN DE DIOS?
 
Es  una promesa deliberada y libre, hecha a Dios, por la cual el Religioso se obliga, por virtud de Religión a asistir corporalmente  a los enfermos del propio sexo en las casas de la Orden, o en otras confiadas a la misma , bajo la dirección  de los Superiores de la propia Orden.
(Gabriel Russoto, O.H., en su "Opúsculo sobre la Hospitalidad)  

¿Cuáles son las características que deben de adornar  a todo buen Hermano Hospitalario al frente de un departamento de enfermos?

Son estas cinco cualidades que resumen y sintetizan todo  un conjunto de bellas prendas:

* Capacidad técnica.
* Celo prudente.
* Laboriosidad incansable.
* Orden prestablecido.
* Limpieza exquisita.

El Alma Master  de esta bella síntesis debe ser un sólido y bien dirigido espíritu de verdadera Piedad y Caridad fraterna.

El Religioso hospitalario tiene la misión de pasar por este valle de lágrimas haciendo bien  a todos  y en todas partes, a imitación de su santo Fundador, nuevo Abraham  en la ley de Gracia, que tan bien supo imitar el divino Modelo, que se cargó con las miserias de todos los hombres y dio la vida por su salud en una cruz.

La misión del Religioso hospitalario consiste en ser el consuelo, el alivio, el padre, la madre, el hermano, el amigo, el tutor, el protector, el abogado, el siervo, el criado y el paño de lágrimas de todos los que sufren penas y dolores, padecen enfermedades y se hallen necesitados en este mundo, de cualquier nación,  que sean, y quienesquiera que  sean: españoles, franceses, italianos, etc.;  moros, protestantes, judíos herejes, impíos, buenos y malos, parientes, amigos y enemigos, conocidos y desconocidos, bienhechores y perseguidores, sabios e ignorantes, ricos y (especialmente pobres); sea cual fuere la enfermedad que padezcan, epidémica o no epidémica; en donde fuera que sea; a los heridos en las guerras, en nuestros hospitales, sanatorios y asilos, en las cárceles y en los presidios, en las ciudades y aldeas, en el campo, en las chozas"

domingo, 1 de agosto de 2021

EN EL 124 ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DE MARÍA ANGUSTIAS GIMÉNEZ VERA (SOR CORAZÓN DE JESÚS), CO-FUNDADORA DE LA CONGREGACIÓN DE HERMANAS HOSPITALARIAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS.

María Agustias Giménez Vera (Sor Corazón de Jesús)

El sábado, 2 de agosto de 1897 falleció María Angustias Giménez Vera, (Sor Corazón de Jesús), co-fundadora de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, a consecuencia de un aneurisma de la aorta, en la Casa de Sant Boi de Llobregat.

ALGUNOS DATOS BIOGRÁFICOS

Nació en Granada el día 21 de agosto de 1846, siendo bautizada seis días después en la parroquia de los santos Justo y Pastor, siendo  educada en el seno de una familia  cristiana y de clase media, viviendo siempre la tragedia de su enfermedad crónica debida a una afección cardíaca.

En el año 1871 conoció a Josefa Recio Martín, estableciéndose entre ellas una entrañable  y fuerte amistad.

Tuvieron  ocasión de conocer al Padre Benito Menni, cuando en el proceso de restablecer  la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios  en España, permaneció  algún tiempo en la basílica de San de Dios en Granada, y le pidieron  que fuera su director espiritual.

Con la relación mantenida con el Padre Benito  Menni y sus inquietudes y deseos de servicio hacia las personas más necesitadas, llegó un momento en que  el Padre Menni les habló de su proyectada iniciativa de fundar una congregación para atender y asistir a las mujeres y niñas pobres  afectadas de enfermedad mental y/o con discapacidades físicas o psíquicas, atendido que en España estaban totalmente desamparadas y  abandonadas en el aspecto sanitario. Las dos jóvenes granadinas le transmitieron  sus buenos deseos identificándose en esta función, y el Padre Benito Menni les invitó, si lo deseaban, ir a Ciempozuelos (Madrid).
 
Gustosamente y muy contentas aceptaron y el 21 de junio de 1880, de madrugada, salieron de Granada, llegando a Ciempozuelos donde el Padre Menni las esperaba en la estación del ferrocarril,  y las alojó en una humilde vivienda de una señora conocida del Padre Menni, donde permanecieron algún tiempo.

El 31 de mayo de 1881, el Padre Benito Menni y las dos jóvenes granadinas, procedieron  a la fundación de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, tomando  el hábito con el nombre de Sor Corazón de Jesús, y empezando en aquel  mismo día el noviciado junto otras diez jóvenes que serían las primeras Hermanas Hospitalarias, al tiempo que su compañera Josefa Recio Martín, dotada de cualidades excepcionales, era nombrada primera superiora, alegrándose Sor Corazón de Jesús de esta nominación oficial, testigo del amor entrañable que las unía.


Portada del libro " Relación sobre los orígenes de la Congregación  de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús", que escribió Sor Corazón de Jesús por encargo del Padre Benito Menni.

Reuniendo cualidades artísticas y poéticas, recibió del Padre Benito Menni el encargo  de escribir  el libro " Relación sobre los orígenes de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús",  que revela altura de miras, sencillez de vida y profundidad de espíritu, redactada  con espontaneidad y sinceridad, no apareciendo críticas, juicios o comentarios negativos. Ni quejas ni lamentaciones, expresando  sólo de relieve los aspectos positivos de la Congregación, explicando hechos, problemas, situaciones y personajes desde una perspectiva serena  de su intensa vida interior.

A través de sus anotaciones se puede percibir  no solamente la historia de la Congregación, sino también el espíritu que animaba a las primeras Hermanas, y que en nuestros días debe impregnar  la vida de cada  Hermana Hospitalaria en cualquier parte del mundo. Revela también la intensidad, profundidad y sinceridad del entendimiento espiritual entre ella y el Padre Benito Menni, que  junto a María Josefa Recio Martín , fundadores de la Congregación, dieron vida a un mensaje evangélico en coherencia con una necesidad de su época, y hoy día, fieles al carisma primitivo de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, aportan a las personas con enfermedad mental y/o con discapacidades físicas o psíquicas, y a todas las personas necesitadas, en general,  un  precioso y alentador mensaje de amor y de esperanza. 







martes, 27 de julio de 2021

"EL NOTICIERO", UN PECULIAR PERSONAJE DEL MANICOMIO DE SANT BOI DE LLOBREGAT.

"El Noticiero "  ataba una cuerda entre dos árboles, y en ella colocaba  recortes de periódicos y de revistas sujetos con pinzas de tender ropa, y muchos  asilados acudían a leer.

Gabriel Alenyar i Serra, que entre los años cincuenta  y sesenta del pasado siglo estuvo una década en el Sanatorio Psiquiátrico Nuestra Señora de Montserrat, de Sant Boi de Llobregat, como Hermano de San Juan de Dios, me ha contado y me cuenta con frecuencia, episodios registrados en aquel establecimiento, todos muy interesantes para las personas deseosas de conocer acontecimientos históricos de nuestros hospitales psiquiátricos, y que previa autorización, procuro dar a conocer para divulgar y ampliar la historia de aquella institución psiquiátrica.

En la  última comunicación ha explicado que,  una de las personas asiladas, que se le conocía como " El Noticiero", acudía todas las mañanas  al parque y ataba una cuerda entre dos árboles separados por varios metros, y en esta cuerda sujetaba con pinzas de tender la ropa, varios recortes de periódicos y revistas, entre ellas la "Hola", "Semana" y el semanario "El Caso" y del "Selecciones del Reader's Digest", además de diarios  de tirada  nacional.

Este asilado tenía una red de colaboradores, digámoslo así,  que los domingos aprovechaba las visitas de los familiares de los enfermos, para pedirles periódicos y revistas. Por otra parte, la mayoría de los periódico que diariamente entraban en el sanatorio, a última hora de la tarde o al día siguiente iban a parar en sus manos.

Había un sacerdote de un pueblo de Navarra ingresado en el sanatorio, a quien en otra ocasión he citado como el Cura don Antonio, el mismo que un día dejó a unos Hermanos sin darles la Comunión en la misa que celebraba,  que con cierta asiduidad recibía, desde Pamplona "El Pensamiento Navarro", que también iba a parar en manos de "El Noticiero".

Todas las mañanas eran muchos los internos que acudían a leer aquellas noticias.

Un poco antes de la hora de la comida, recogía cuidadosamente todos aquellos recortes y los colocaba en una caja de cartón. En otra caja ponía las pinzas.

"Por la tarde no voy al parque porque tengo que preparar el trabajo para el día siguiente" explicaba.

lunes, 26 de julio de 2021

LA PROVINCIA SAN JUAN DE DIOS DE ESPAÑA, HA PUBLICADO EL PRIMER NÚMERO DE SU REVISTA.



La portada de este primer número, recoge una  tierna imagen del Hospital Sant Joan de Déu, de Barcelona.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios de España, celebró en enero de 2018, un capítulo interprovincial en el Escorial, donde se aprobó la constitución de una Provincia Única en el año 2020, con un proceso transitorio  a partir de aquel momento.

Con esta base nacía el Proyecto San Juan de Dios España. Un apasionante trayecto en que el nacimiento de la Provincia Única, unificaría  las tres históricas Provincias: Bética, Castilla y Aragón.

Hasta aquel momento, cada Provincia editaba su propia revista, y actualmente, la Provincia San Juan de Dios España edita la propia. Este primer número  cuenta con 32 páginas, con interesante contenido y profusamente ilustrado.

miércoles, 21 de julio de 2021

" ENTRE EL TEMOR Y LA ESPERANZA", UNOS INTERESANTES APUNTES DEL HNO. JOSÉ GOROSTIETA, O.H. DE LAS VICISITUDES VIVIDAS POR LOS HERMANOS DE SAN JUAN DE DIOS, DEL MANICOMIO DE SANT BOI DE LLOBREGAT, DURANTE LOS PRIMEROS DÍAS DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA.


Portada del libro.

He tenido ocasión de volver a recordar, leyendo una vez más las penosas vicisitudes  vividas por la comunidad de Hermanos de San Juan de Dios del manicomio de Sant Boi de Llobregat, desde el primer día de estallar el conflicto bélico, el día 18 de julio de 1936 hasta su llegada y estancia en tierras francesas, y finalmente su regreso al finalizar la Guerra Civil española, gracias a los apuntes efectuados puntualmente, día a día,  por el Hno. José Gorostieta.

Está encabezado por un prólogo, de Fr. Octavio Marcos O.H. diciendo que "Sus líneas testifican todos los peligros, inquietudes y angustias, de un grupo de personas unidas en un mismo destino, más arriesgado, no sólo por su elevado número sino por la condición de Religiosos, con escasos o nulos recursos defensivos, a merced  de un ambiente hostil y turbulento, en espera del peor suceso en cualquier instante del día o de la noche, ahora o luego; confiados en vivir mañana y con el desaliento de no saber cómo acabará hoy".

Le siguen unas palabras del autor,  explicando que "Al dar publicidad a estos apuntes, pretendemos rendir culto a la Historia, considerándola como un faro que ilumina la vida del hombre sobre la tierra, pues existen acontecimientos de tal importancia que, al ignorarlos o concebirlos desfigurados por carencia de datos, contribuye a que se prive a la posterioridad de algo sustancial". 

Siguen unos capítulos del Ambiente Político de España antes de la Revolución, La Política del "Frente Popular", La Política en Cataluña, En nuestra propia casa, y ya se entra de lleno en el DIARIO DE LA REVOLUCIÓN, con anotaciones diarias que empiezan el día 18 de julio de 1936 hasta el día 8 de agosto de 1936, explicando todos los detalles y pormenores de cada uno de estos días, su traslado a Barcelona, su embarque  al "Sidi Mabrouk", con destino a Marsella (Francia), de la breve estancia en Marsella hasta la llegada, el día 7 de agosto a las 09:00 horas de la mañana a París, la llegada a la Bretaña el día 8 de agosto y después de atravesar la villa de Dinán de punta a punta, hasta llegar al lugar de residencia hasta su regreso  a España. Todo ello explicado con todo detalle.

Un libro de excepcional contenido histórico para conocer ampliamente las estrecheces y sinsabores de los Hermanos de San Juan de Dios, de la comunidad del manicomio de Sant Boi de Llobregat, en el transcurso de aquellos largos y penosos  años de la Guerra Civil española.                                                                                                                                                                                                                

jueves, 1 de julio de 2021

UNOS REPORTAJES DEL MANICOMIO DE SANT BOI DE LLOBREGAT, EN EL PERIÓDICO " TELE/EXPRES", CAUSARON IMPACTO EN SUS LECTORES ( SEGUNDA Y ÚLTIMA ENTREGA)


CONTINUACIÓN DEL POST DEL DIA DE AYER.

" Más  ecos

A nuestra Redacción  siguen llegando  cartas y cartas, relacionadas con los reportajes que estamos publicando sobre el triste problema de los enfermos mentales. En nuestras ediciones de ayer  publicamos tres de ellas. Hoy hacemos lo mismo  con  otras dos, de las que acabamos de recibir.

                                           *   *   *
Señor director :

Ya me perdonará el atrevimiento  de dirigirle estas pobres líneas, para darle las gracias porque se interesa por los locos.
Hace tantos años que nadie se toma molestias por ellos, que saber que algien se las toma me ha hecho llorar.
Tengo un hijo  hace muchos años en San Baudilio y sé por desgracia lo que son desprecios y engaños. Pero siempre quedan almas buenas en el mundo y me iré a la otra vida tranquila porque mi hijo tendrá quien le cuide y se interese por él.
Perdone la molestia que le he causado y sepa que queda  de usted segura servidora.

                                  FERNANDA LLAGOSTERA

                                            *   *   *

Señor director :

No es justo generalizar acerca del abandono y falta de interés por el enfermo mental. La villa de San Baudilio puede gloriarse de haber sabido siempre comprender y apoyar cuantas sugerencias y peticiones se le han presentado en pro de la dignificación  y socialización de estos enfermos, que para la villa son parte integrante con plenitud de derechos. Los enfermos mentales siempre han convivido -- los que han tenido posibilidades, naturalmente -- con los samboyanos, sin dificultad alguna ni restricciones  en comercios,  salas de recreo, cines, deportes, etcétera, lo mismo en la población  que en el mismo sanatorio. Y actualmente se ha iniciado una convivencia plena, con contactos periódicos, para estudiar lo que pueda alentar  y contribuir a una mayor unión entre la villa y lo sanatorios, entre comisiones de los mismos enfermos, su cuerpo médico y representantes de  entidades oficiales oficiales y culturales  samboyanas. Aún está fresca  la recepción  concedida por el ilustre señor  alcalde y señora  a una comisión de enfermos que acudieron a su despacho oficial , para felicitarles las Pascuas y que estoy seguro emocionó a visitados y visitantes, como emocionó al que suscribe cuando lo leí  en un periódico de Barcelona.
Bien quisiéramos decir  otro tanto, del resto de la sociedad española y que cundiese el ejemplo y la magistral lección  de honda labor social que dio nuestro alcalde, a la vez que cristiana, y las lecciones que está dando  a diario nuestra villa, pero creo que lo mejor es un silencio, penoso silencio, a este respecto.
A pesar de estas líneas, cábeme señor director, expresarle mi parabién por los artículos en cuestión.
De Ud. s.s.
                                                J.SANCHO"

PROCEDENCIA

"Tele/eXpres", jueves, 29 de diciembre de 1966